Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

El bibliotecario embebido

La idea de biblioteca embebida (término que he tenido que defender en más de una ocasión), es una de las que más suena en estos últimos años.
En el Fesabid de 2007, presenté el póster "La biblioteca embebida en la plataforma virtual", con el objetivo de mostrar las posibilidades que tenían las plataformas docentes para la integración de los productos y servicios bibliotecarios. La biblioteca de esta forma quedaba integrada en la docencia virtual y ofrecía su servicio allá donde se la necesitaba.
El servicio de referencia es otro de los que más se asocia a la integración directa del servicio con su entorno, y en este sentido surge el "roving reference" o referencia ambulante, que sale de los límites físicos de la biblioteca para integrarse en los espacios en los los usuarios están: cafeterías, salas de estudio, campus y pasillos de las facultades y escuelas universitarias. Un ejemplo es el de Arizona State University, y aquí podéis ver un documento con los trucos y r…

Experto en biblioteca 2.0, o ver pasar el cadáver de tu enemigo

EBSCO está llevando a cabo una encuesta para dar a conocer las prácticas y usos de las redes sociales por parte de las bibliotecas europeas, cuyos resultados dará a conocer en la PreIFLA del 2010 (vía @Honorio Penedés). De pronto... como que todo encaja!! La nueva directora de la Biblioteca Nacional, Glòria Pérez-Salmerón, aparece definida en la prensa "experta en biblioteca 2.0", como uno de sus grandes valores. Las webs de las bibliotecas universitarias se llenan de iconos de la web 2 y hace apenas un año, la Biblioteca de la UPC pegaba el salto y se hacia llamar Bibliotecnica 2.0.
Pero no siempre ha estado tan claro ni tan bien visto que una biblioteca, sobre todo del entorno universitario, se sumara al carro de la web 2.0 e hiciera sus pinitos (o perdiera el tiempo según se mirase), creando y manteniendo blogs, wikis, chats, compartiendo sus producciones en flickr, slideshare, delicious, netvibes o youtube, o participando en la comunidad y dando formación en twitter, fac…

Mi biblioteca es única

Vi hace unos dias el anuncio que ilustra este post y aparte la ternura que pueda causar, me llamó la atención el valor que en nuestra sociedad está teniendo ser uno mismo, ser único, destacar la diferencia, "no ser borrego". En relación a la historia con las muñecas que las mujeres de mi generación hemos vivido, resulta curioso recordar cómo nuestra mayor ilusión era tener esa muñeca que se vendía en serie y era famosa, la que todas las niñas querían tener para ser la envidia de las que no la tenían. Durante muchos años nuestros padres nos habían comprado cualquier muñeca con muy poco glamour, en la tienda más próxima y con descuento a ser posible. Por esa razón, tener una de esas muñecas deseadas y "de marca", frente a las "genéricas" por muy tuneadas que estuvieran por nuestras madres (ropa hecha a mano, chalequitos, mobiliario), no era lo mismo, más bien, era el colmo de nuestros deseos infantiles.
En este anuncio nos estampan contra nuestros recuerdo…

El bibliotecario en su caverna

Imagen
Manuel Erice escribía hace poco acerca del periodismo y cómo sobrevivir a la revolución de este oficio. Conforme leía el artículo, encontraba, como ya es habitual, más coincidencias entre este oficio y los bibliotecarios, por varias razones que intentaré argumentar al hilo de las palabras del propio Erice.
Citando a Vittorio Sabadin y su libro «El último ejemplar del New York Times», en el que describe la imagen de «hombres de mediana edad, impermeable y sombrero» que rebosaban los vagones del metro en hora punta con la cartera en la mano primero, y con el periódico en el bolsillo años más tarde, y cómo hoy se estarían convirtiendo en hombres -y mujeres- absortos en sus móviles o en cualquier otro dispositivo digital, en busca de las últimas noticias, en texto, en foto y ya también en vídeo.
Los cambios tecnológicos van tan deprisa que apenas se ha asentado un mito, surge otro que lo derrumba como un castillo de naipes y así, ahora vemos como el mismísimo uso tradicional de intern…