Mostrando entradas con la etiqueta portales_web. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta portales_web. Mostrar todas las entradas

domingo, agosto 19, 2012

Visitantes y residentes


Visitors and Residentes, What Motivates Engagement with the Digital Information Environment? es un projecto del JISC en colaboración con la Universidad de Oxford y la OCLC. El objetivo de este proyecto de tres años y cuya tercera fase finalizará dentro de un año, en junio de 2013, es sacar conclusiones sobre qué es lo que realmente motiva a la gente para estar involucrada, "enganchada" con las tecnologías digitales y su aprendizaje. Su objetivo es tambien diferenciar la actitud hacia las tecnologías, de la alfabetización digital, sobre todo del pensamiento y la evaluación crítica y la búsqueda de información. Para ello se están realizando entrevistas tanto personales como grupales, en las que tambien extraen las diferencias de comportamiento entre USA y Reino Unido.

Este proyecto se basa en el concepto de Visitantes y Residentes, que expone la idea de las diferentes actitudes de los usuarios ante la red, y lo enfrenta al conocido y criticado concepto de nativos y emigrantes digitales de Prensky, teoría que tiene ya 10 años ( Digital Natives, Digital Immigrants (2001). 

La idea original de "Visitantes y Residentes" es de  David White y queda plasmada en su artículo del 2011 en First Monday.  Se basa en la idea de que los usuarios se enganchan a la red dependiendo del contenxto y las motivaciones, más que de la edad o la experiencia que tengan, especialmente desde la llegada de los medios sociales.  

El visitante tiene el siguiente comportamiento ante la web:
  • Concibe la web como una herramienta de jardín, caja de herramientas.
  • Define objetivos y tareas
  • Selecciona la herramienta más apropiada para cada tarea
  • Necesita obtener un beneficio concreto de cada plataforma
  • Es relativamente anónimo
  • Tiene mucha precaución con el robo de identidad y la privacidad
  • Piensa que las redes sociales son banales y una probable pérdida de tiempo
  • Usará la tecnología para mantener sus relaciones
  • La web le ofrece un conjunto de herramientas para ofrecer u obtener o manipular contenidos (incluida las conversaciones)
  • Tiende a buscar fuentes autorizadas
  • Piensa offline
  • Son usuarios, no miembros de la red
  • No ven el valor de estar online.
  • Pasan menos  de 5 horas a la semana conectados a las redes sociales
Por el contrario el residente responde a los siguientes criterios:
  • Ve la web como un espacio, un lugar, en el que encontrarse con amigos y colegas
  • Vide una parte de su vida online
  • La distinción entre lo online y offline es cada vez más borrosa
  • Tiene perfiles en redes sociales
  • Sentido de pertenencia a una comunidad
  • Se sienten cómodos expresando su identidad en la red
  • La web es un lugar para expresar opiniones, para formar y ampliar relaciones. mantener y desarrollar una identidad digital. 
  • Su personalidad se mantiene igual dentro y fuera de la red.
  • Ven la web como redes o grupos de personas que generan contenidos y opinión
  • No hay distinción clara entre los conceptos de persona y contenidos.
  • Pasan más de 10 horas a la semana conectados a las redes sociales

El "Visitante" concibe la web como un conjunto de herramientas, mientras que el "Residente" la concibe como un conjunto de co-espacios, en los que la gente se socializa de diferentes formas. No hay una linea que separa ambos estados, hay grados. En el siguiente gráfico de White se ve esa evolución


El conjunto de herramientas con las que el visitante concibe la web, le va a permitir ofrecer o manipular un contenido concreto, pero la web no es un lugar para pensar o en el que  desarrollar ideas. Los visitantes piensan fuera de la red, son usarios pero no miembros de la red.  Sin embargo, para el Residente, la web es un espacio en el que estar, pensar, como lo son los demás espacios físicos, sin distinción entre ellos.

Estos estados se deben por tanto a la identificación de la web como herramienta o como espacios/sitios. Las herramientas sociales, los medios sociales, han dado lugar a la creación de estos espacios sociales, y han dejado de ser meras herramientas, ya que incorporan una dimensión social.

Un claro ejemplo es Google Docs. Puede ser visto como una herramienta de procesamiento de textos, con la que los usuarios pueden crear documentos y compartirlos con otros. Cuando se usa a nivel individual, es una herramienta, pero en el momento en el que se invita a otros a participar, a editar, a comentar, se convierte en un espacio social, se trata de una experiencia de dimensión social así como funcional.
Los dos estados se pueden dar en la misma persona, según sus intereses. Por ejemplo, yo creo que soy residente para temas profesionales, pero visitante para temas personales. 

¿Y esto que tiene que ver con las bibliotecas?

En el informe del JISC de junio de 2012, en el que se presentaban los datos parciales del proyecto, se insiste en las implicaciones de esta teoría para la educación, y las alfabetizaciones, así como para los servicios como las bibliotecas.

La forma en la que se usan recursos como la Wikipedia o se realizan las búsquedas en google, debe ser de interés para los profesionales que formamos en la búsqueda de información, para la formación en competencias informacionales o digitales o CI2. Entre las recomendaciones del estudio aparece una mayor difusión de la Wikipedia, creando equipos editoriales que contribuyan a su mejora. De la misma forma se recomienda que se trabaje más en las técnicas de búsqueda de información, para insistir en los procesos de evaluación de la información. Si se usa Wikipedia, al menos que contribuyamos a su calidad y si tan solo búscan en Google, al menos que sean capaces de evaluar sus resultados.

En el propio blog de David White, puede verse un desarrollo de la forma en la que se puede acometer la formación en competencias digitales para estos dos grupos, residentes y visitantes. En relación a la actitud, considera que son buenos ejemplos para abordar motivaciones actitudinales y fomentar la participación, los siguientes: 
  • Abordar la autoridad y el papel de la Wikipedia y otras fuentes de información no tradicionales
  • Contrastar la legitimidad y autoridad de los blogueros y los blogs universitarios
  • Ver el papel de los medios scoiales como espacios válidos de aprendizaje
  • Averiguar la autoridad relativa de los distintos medios, p.e.: el punto de partida de que un libro impreso siempre tiene más validez que un blog.
Para los servicios, como la Biblioteca, recomienda que los bibliotecarios se hagan visibles, y ofrezcan a sus usuarios la posibilidad de contactar con ellos para resolver sus dudas de búsqueda y evaluación de información, como referentes de calidad y confianza. Los usuarios desconocen la oferta de servicios de la biblioteca. Por ejemplo en el caso de los servicios de referencia online, el chat o a través de facebook, son medios que utilizan pero no relacionan con la biblioteca ni sus bibliotecarios.

Por último, tambien para el portal web de la biblioteca, la existencia de visitantes y residentes tiene su importancia e implicaciones. En la editorial "Visitors and Residentes in Library Web Spaces, Fagan realiza una serie de consideraciones sobre el diseño y los contenidos de la web de la biblioteca para estas dos actitudes ante la web. Podemos preguntarnos para qué tipo de uusario están diseñados nuestros portales web, sin lugar a dudas, los residentes van a encontrarse con muchas barreras: requerimientos de autenticación, recursos-e a los que no se accede por límitaciones comerciales, problemas de usabilidad, no son amigables, ni atractivas, y además los Opacs no funcionan como google (Why Library Catalogs are not as user-friendly as Search Engines?). La oferta de recursos y servicios cada vez es mayor, pero la claridad para acceder a ellos, con cientos de reglas y excepciones, resulta penosa.  

Fagan se pregunta tambien si los usuarios se consideran visitantes o residentes cuando usan los espacios web de las bibliotecas, tantos sus portales web como sus espacios en los medios sociales. ¿Realmente estamos usando estos espacios web como espacios/sitios en los que estar, o únicamente como herramientas que utilizar? Termina Fagan diciendo que quizás los portales web deban centrarse en los usuarios en su papel de visitantes y servir de herramientas y comprometer a los usuarios residentes en los espacios sociales de la biblioteca. 

¿Estais de acuerdo con este planteamiento? ¿Deben las bibliotecas atender solo a los usuarios visitantes? ¿Es eso lo que estamos haciendo? ¿Y los residentes? ¿Qué espacios les estamos ofreciendo?


Bibliografía:

Connaway, L. S., Ph, D., White, D., & Lanclos, D. (2011). Visitors and Residents : What Motivates Engagement with the Digital Information Environment ? ASIST 2011, October 9-13, 2011, New Orleans
Fagan, J. C. (2010). Visitors and Residents in Library Web Spaces. Journal of Web Librarianship, 4, 301–303. 
White, D., & Le Cornu, A. (2011). Visitors and Residents: a new typology for online engagement. First Monday, 16(9), 1–10.

jueves, septiembre 23, 2010

¿Por qué baja el número de visitas a los catálogos y webs de las bibliotecas?

Un compañero de bibliotecas universitarias nos lanzaba recientemente esta pregunta: "Estamos observando un descenso en el número de consultas, tanto a nuestro catálogo como a la página web de nuestra biblioteca en los últimos años... me inclino a pensar que la explicación estará en los algoritmos de búsqueda de los grandes motores de búsqueda como google, que muestran directamente la información sin que el usuario necesite acceder a la fuente de origen, pero ¿y el catálogo?"
Se trata de un tema del que tenía muchas ganas de escribir. Desde hace tiempo estoy recopilando información en mi gestor Mendeley, de los informes que se están publicando sobre el comportamiento de los usuarios de las bibliotecas en relación a los recursos y servicios que ésta les ofrece. ¡¡El tema da para escribir un monográfico!!.
Razones para este comportamiento hay muchas. Por otro lado, se trata de un tema de actualidad máxima ya que las evidencias del decreciente uso de las bibliotecas y sus recursos se ponen de manifiesto en las estadísticas que se publican.
Se trata de un tema de impacto mundial. Fijaros que hasta tiene una entrada en la Wikipedia, aunque se refiere más a las bibliotecas como espacios físicos: Decline of library usage.
Este otro artículo del 76º congreso de la IFLA (From Dominance to Decline? The Future of Bibliographic Discovery, Access and Delivery) si se hace referencia al poco éxito de nuestros sistemas, catálogos y productos on line. http://www.ifla.org/files/hq/papers/ifla76/71-flynn-en.pdf
Las estadisticas de REBIUN lo constatan tambien para nuestro pais. Se observa un descenso generalizado tanto en el número de visitas a la web como en las consultas a los catálogos. 


Continuamente (aunque ahora con más intensidad) aparecen estudios de comportamiento de los usuarios (mejor dicho, de no usuarios), que demuestran su interés y satisfacción con google, frente a los recursos licenciados que puede ofrecer la biblioteca.
Un estudio de hace unos meses, de la Universidad de Middlesex (http://www.universityworldnews.com/article.php?story=20100911065234821) , así lo corrobora: "Students prefer to use Google and YouTube rather than expensive electronic resource library systems for information searches.. students find many university and college systems too complex, time-consuming and cumbersome for their research".
De los distintos informes que pueden consultarse en la bibliografía que he recopilado  http://www.mendeley.com/research-papers/collections/2457781/Estudios-de-usuarios/), extraigo las siguientes ideas:
  1. Hay que pensar cuidadosamente en las necesidades de los usuarios y no usuarios, pero las necesidades reales, no las que nosotros pensamos que tienen. Debemos reconocer que la forma tradicional en la que tenemos organizados nuestros recursos no sirve para los recursos web. Si lo que les ofrecemos no es fácil de usar y de acceder, se van a lo que les ofrece menor resistencia, que es la web.
  2.  La gente espera de la biblioteca lo mismo que encuentra en la web: acceso fácil, interfaces amigables y cercanas, posibilidad de personalización y contenidos locales (@Jose Antonio Gomez Hernández). Si no se produce un cambio en la forma y presentación de los recursos licenciados que la biblioteca ofrece, la gente se seguirá yendo a la web y se perderá la posibilidad de tener unos recursos muy valiosos.
  3.  Las bibliotecas gastan grandes sumas de dinero en recursos licenciados, revistas-e y bases de datos. Su personal está preparado para contestar preguntas de referencia y formar en el uso de esos recursos y en competencias de gestión de la información. Sin embargo pocos son los estudiantes que usan estos servicios o se acercan a los bibliotecarios a preguntarles.
"Los estudiantes ven en Google un servicio rápido, disponible universalmente, sin límites de tiempo de conexión, intuitivo, tolerante a los errores o fallos que se comentan, y nuestros sistemas son generalmente toscos y poco amigables, con grados de usabilidad muy pobres. Incluso con los sistemas de descubrimiento de los recursos electrónicos, se quejan de que no tengan un "quiso decir" y de que no ofrezcan en general otras alternativas como ofrece google".
"Los estudiantes se quejan de los resultados poco pertinentes que muestran estos sistemas ante una interrogación, esto les hace perder tiempo"

  • En relación a los investigadores, los estudios coinciden en muchos puntos con los estudiantes: por muy valiosos que sean los recursos en sí (y se constata que se perciben como tal), sin embargo, si son poco usables, complicados y no se encuentran integrados con el resto de los recursos que ofrece la biblioteca, no se usan. En el estudio del JISC (User Behaviour Observational Study: User Behaviour in Resource Discovery Final Report),  se constata que los usuarios consideran sus amigos a Google y Google académico, porque les plantean pocas dificultades y consideran suficiente su nivel de respuesta. Para el investigador, la estructura de las bases de datos es confusa y ofrecen demasiadas opciones, los mismos recursos se pueden encontrar desde distintos puntos de entrada y el proceso de búsqueda de información es complicado y consume mucho tiempo. La promesa de un recurso que después no obtienen por las distintas políticas de los proveedores de recursos-e, lleva a los investigadores a buscar sus artículos directamente en google o google académico donde tienen más posibilidad de descargarlo.
"The study shows that although the library-subscribed resources are perceived by the users as resources consisting of high quality materials they are less frequently used than free Internet resources such as Google,

Como solución, estos estudios coinciden en lo siguiente:
  1. Hay que rediseñar las interfaces y sistemas de acceso de nuestros sistemas y productos, haciéndolos más fáciles e intuitivos, y con las alternativas que ofrecen los buscadores generalistas.
  2. Hay que tener un plan de formación en competencias informacionales potente, que debería ser parte de los curriculum de los alumnos, profesores y personal de administración y servicios.

domingo, marzo 21, 2010

Este tipo parece que habla desde un caballo

Estoy leyendo el libro de Enrique Dans "Todo va a cambiar" y confieso que me está gustando y entreteniendo. Pero este post no va de su libro sino de un comentario sobre su libro leido en el blog Cosecha del 66, en el que el autor habla de su Obsesión por Enrique Dans.
Reconozco tambien que pensé lo mismo, por qué no lo ha ofrecido con descarga libre como hizo Javer Celaya con su libro La empresa en la web 2.0, y que me animó a la compra de mi ebook.. Pero me lo compré, me interesaba por encima de todo leerlo. Y ahora lo estoy disfrutando.
Mi reflexión va sobre una frase en este blog que comento, referido a Dans: Este tipo parece que habla desde un caballo. Se trata de una expresión argentina, pero bien podría haber procedido de Andalucía, el señorito, el caballo, la feria... Hasta en la batalla de Munda fué estrategico para Cesar la intervención de la caballería de Mauritania.
Volviendo a la frase, hace referencia a esa actitud prepotente..., algo paternalista, de superior a inferior, etc. Y me ha hecho pensar en determinados bibliotecarios..., podría haber sido cualquier otra profesión, pero qué le voy a hacer, es lo mio.
Por qué determinadas bibliotecas, bibliotecarios, ¿parece que hablan siempre desde un caballo? ¿No se dan cuenta de que esa actitud ya no cuela? Y no cuela como actitud frente a los usuarios, pero tampoco como forma de gestionar personas o relacionarse con otras bibliotecas.
En primer lugar porque si no demuestran lo contrario, la gente sabe lo que quiere, y llegados a este punto, no necesitan que nadie les diga como tienen que hacer las cosas, ni van a venir a que se les cuente como es, y si vienen, desde luego su número no resulta significativo.
Esta situación podría darse en muchos contextos: entre bibliotecas, entre bibliotecarios, con los usuarios, con otros colectivos profesionales, servicios o unidades dentro de la misma institución.
Pero vamos a fijarnos en esta ocasión en un ejemplo, nuestros portales web, que ya han salido a relucir en varias ocasiones en este blog: los diseñamos nosotros mismos y aquellos que pueden y quieren, invierten grandes recursos; los llenamos de la información que a nosotros nos parece útil, los organizamos y presentamos como a nosostros nos gustaría encontrarlos, nosotros que somos los bibliotecarios, nos ponemos en el lugar del usuario y decidimos cómo van a buscar la información y cómo debemos ofrecerla. Es decir: Nos subimos al caballo.
Pero después pasa lo que pasa.
Las aguas vuelven por sus lares y reclaman lo que es suyo (ya lo hemos visto y sufrido este invierno de aguas en Andalucía), y los usuarios reclaman sus "formas" de buscar la información y se niegan a usarla en la forma en la que "nosotros los bibliotecarios queremos". Y así descubrimos que no están usando nuestros recursos como nosotros creemos, que no entran por ese portal tan trabajado sino por el enlace "atajo" que les resulta mucho más comodo y rápido, por ejemplo un enlace directo desde la web de la Universidad. El problema surge cuando ese comportamiento se desconoce, se actua en consecuencia y el usuario protesta con distintos niveles de energía.
Los números cantan y los datos que arrojan los programas estadísticos demuestran que los usuarios reproducen en nuestros portales web el mismo comportamiento que tienen en "sus sitios web", algo en lo que no habíamos caido. ¿Cómo si no se explica que el acceso al catálogo se haga mayoritariamente a través de la opción "mi cuenta" en la homepage de la biblioteca y no desde el acceso directo al catálogo?.
Decididamente el paradigma del jardín japonés cobra en este contexto su mayor relevancia. Como decía Didac Margaix en las XIII Jornadas Nacionales de Información y Documentacion en Ciencias de la Salud, ya hemos aprendido con los CRAIs que debemos dejar los espacios en manos de los usuarios, sin embargo no hacemos lo mismo con los espacios virtuales.
La actitud de subido al caballo no se sostiene ni en el diseño de las páginas web ni en ningún otro escenario, precisamente ahora en que desde tantos frentes estamos empeñados en enseñar una actitud crítica y reflexiva, en enseñar/aprender a pensar. Una de las grandes empresas en estos momentos para las bibliotecas es precisamente formar a los usuarios en competencias digitales, en ser críticos y reflexivos. Esta actitud de "subido al caballo" no se sostiene en este nuevo entorno.
Las nuevas generaciones no quieren jefes, personas autosuficientes que hablen siempre desde esa posición, porque las relaciones de jerarquía son naturales y no se imponen.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...