sábado, octubre 20, 2012

Verdadera colaboración entre bibliotecas, archivos y museos en Finlandia


En el programa del VI Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas, asistimos a la mesa redonda Cooperación con archivos, museos, audiovisuales y otras instituciones y organizaciones en proyectos digitales,  donde la directora de la Biblioteca Nacional de Finlandia, Kristiina Hormia-Poutanen, nos habló de la Biblioteca Digital Nacional de su pais: The Finnish Digital Library. Developing a national service in collaboration with libraries, archives and museums


Finlandia es un pais pequeño, con muchas bibliotecas pequeñas, que se integran en una red. Existen muchas bibliotecas itinerantes, incluso a bordo de un barco. En los informes PISA, es uno de los tres mejores países en el sector de la educación, donde el 80% de las familias va a la biblioteca durante los fines de semana. Realmente usan las bibliotecas, todas las bibliotecas, públicas, universitarias, politécnicas, especializadas y Kristiina habla en nombre de todas.

Existen dos consorcios de servicios, por un lado FinELib, que gestiona las licencias para el acceso a los recursos-e a nivel nacional, y ofrece el portal de búsqueda Nelli, y el catálogo colectivo Linnea.

 La Biblioteca Nacional se considera un servicio para el resto de las bibliotecas, que:
  • gestiona las licencias de recursos electrónicos, lo que supone una gran satisfacción para sus usuarios investigadores en cualquier biblioteca local, 
  • da soporte a la Biblioteca Digital Nacional 
  • construye el repositorio institucional 
  • soporta las bases de datos y servicios del sistema bibliotecario 
Según las encuestas, los usuarios están muy contentos con el servicio que se ofrece.



Entre los proyectos principales:
  • El más importante es la Biblioteca digital Nacional, en el que colaboran unas 400 organizaciones entre bibliotecas, museos, archivos. 
  • El repositorio de metadatos nacional, va a ser muy útil pata todas las bibliotecas. Se trata de un servicio para que los bibliotecarios puedan catalogar la información y les sea de utilidad.
  • Nueva generación de sistemas bibliotecarios: un nuevo diseño del sistema de gestión de la biblioteca. El nuevo sistema se va a basar en software libre. Todas las bibliotecas están entusiasmadas con este nuevo enfoque del sistema.

Dentro del proyecto de Biblioteca nacional digital:
  • Están desarrollando una interfaz común para el acceso a los recursos de las bibliotecas, museos y archivos, que termina a finales de 2012, y que pone de manifiesto la importancia de la colaboración entre estas instituciones. 
  • Están asimismo digitalizando materiales esenciales de la herencia cultural, procedentes de archivos, bibliotecas y museos, promoviendo la interoperabilidad y ofreciendo una solución para la conservación a largo plazo de estos materiales. 
  • Trabaja como agregador de Europeana Digital Library. 
  • Están aumentando la confianza en el proyecto y las habilidades de los implicados.
Han desarrollado un software para este proyecto. La mayoría de la información de la Biblioteca digital son textos sin temas de copyright. El proyecto depende del Ministerio de cultura pero trabajan con otras 400 instituciones y recogen también la opinión de los usuarios. Lo que diferencia a su sistema es que son metadatos conectados con los datos, todo lo que tienen en su sistema de Biblioteca Dgital está relacionado. La interfaz se llama Finna y está realizada con VuFind,  cuenta con módulos adicionales de indización, estadísticas, idioma, administración. Da acceso a 10 millones de registros en su interfaz.




Los beneficios de la Biblioteca Nacional Digital para la sociedad son los siguientes:
  • mejora de disponibilidad de los recursos de información electrónico, 
  • aumenta la cooperacion en todos los niveles 
  • se reducen los gatos que se solapan, en digitalización, soporte informáticos, etc. 
  • mejora la interoperabilidad, la gestión y eficiencia de los procesos. 
Las bibliotecas han tenido éxito en este proyecto ya que existía una tradición en la colaboración, ha existido una financiación estatal, han conectado instituciones diferentes, se ha producido un desarrollo sistematico de servicios bibliotecarios compartidos y los colectivos de usuarios se han sentido involucrados.

Apuestan por trabajar en una gran red, en la que colaboran bibliotecas, museos y archivos, y tienden al uso del software libre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por la información. A mi entender, lo que se deduce de la experiencia finlandesa es que no se trata de "colaboración" sino de "coordinación". Yo no le pido al transporte público que "colabore" sino que se "coordine". Es decir, que cuando llega el tren no me encuentre que el autobús ha salido hace cinco minutos porque "es otra compañía". Aquí está la cosa, para coordinar hace falta "alguien" por encima y para eso hay resistencia, todo el mundo apela a su "autonomía", la universidad, el municipio, la Diputación, la CCAA y la Administración General del Estado. Y así nos va.

Nieves Gonzalez dijo...

Pues si, creo que tienes razón, así nos va la gana de protagonismo de cada autoridad, cuando se prefiere ser cabeza de ratón que cola de león. Sin embargo, creo que la coordinación no es suficiente, aunque si necesaria. Colaborar significa que todos miramos en el mismo sentido, con el mismo objetivo, empujando en la misma dirección, desapareciendo los intereses personales porque lo que se busca no es la gloria personal sino el éxito de la empresa que se está llevando a cabo. Y eso es lo que ve el usuario, lo que valora.
Gracias por tu comentario.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...