De las citas bibliográficas a la búsqueda social

La Wikipedia define Social Search o Búsqueda social como un tipo de forma de búsqueda en la web que determina la relevancia de los resultados de la búsqueda teniendo en cuenta las interacciones o contribuciones de los usuarios.

La búsqueda social no es un tema nuevo, ya lo trataron Enrique Dans en 2010, o Dolors Reig, en 2009.

Desde el momento en el que los buscadores incluyen entre sus resultados los obtenidos a través de los sitios y redes sociales, nos encontramos en el camino de los buscadores sociales. Si además, estos resultados los ordenamos por relevancia según las interacciones de los usuarios en los sitios y redes sociales, contabilizando Likes, +1, retwiteos, comentarios, etc., los resultados obtenidos con estos datos van a tener en principio más valor para el que hace la búsqueda. En eso nos hemos estado basando desde que en 2004 se definió la web 2.0, en la inteligencia colectiva, en la sabiduría de las muchedumbres.
 
“Google, durante mucho tiempo ha sido el paradigma de la web informacional” (José Linares, http://www.ticbeat.com/tecnologias/batalla-busqueda-social/), su poder eran los datos, la información. Google supuso en su momento una revolución al tener en cuenta los enlaces para calcular las posiciones en sus páginas web (naciendo de esta manera el factor que determinaba los rankings en los buscadores). En esos momentos, la búsqueda de información era patrimonio casi exclusivo de las bibliotecas y el número de citas bibliográficas era el elemento determinante de la calidad de una obra científica. Para Larry Page y Sergey Bin que trabajaban por aquel entonces dentro del mundo académico de Stanford, el número de enlaces que recibía un sitio web era lo más parecido que podían encontrar a ese número de citas bibliográficas.
 
Se denomina ‘link graph’ a la relación de enlaces entre los sitios y páginas web. Por el contrario ‘social graph’ de una persona, es el conjunto de los comentarios e interactuaciones de sus contactos sociales, aquello que comentan, especialmente en relación a los temas que se comparten. Este tipo de información nos es de gran utilidad, y aporta un valor nuevo a los resultados de las búsquedas. La opción de Búsqueda Social de Google, que aporta información de tus contactos en las redes sociales, es ejemplo de ello. Facebook y Twitter tienen acceso real a lo que les gusta a los usuarios, y esa información si la aplicamos a los rankings de búsqueda, supondrá una revolución tal y como lo llegaron a ser los rankings de Google basados en enlaces.

Sin embargo, lo que se entiende por “Búsqueda social” va más allá: estamos hablando de la inteligencia colectiva, la inteligencia que surge de la colaboración de muchos, incorporando de manera ordenada, el resto de las opiniones de la gente para determinar la calidad de ciertos contenidos ( y que no se debe confundir con el “social graph” que hace referencia solo a nuestras relaciones, nuestros contactos). Las redes sociales como Facebook, que además está financiada en parte por Microsoft, o Twitter, son el paradigma de la web conversacional, la web de las personas frente a Google que era la web de los datos y la información.

Una aproximación a la Búsqueda social es la que aplicaba Google en la opción de tiempo real, que desapareció en julio de 2011. Mediante esta opción, los usuarios podían encontrar en tiempo real las actualizaciones de Twittter, Facebook, FriendFeed, sitios sociales y otras redes. La intención actual de Google es incorporar esta función a Google+ tras algunos problemas con Twitter. Google+ es la última apuesta del gigante de las búsquedas para entrar en el segmento de las redes sociales, tras algunos intentos fallidos, y que nos tiene este verano a todos los que le dedicamos tiempo a esto, añadiendo conocidos, o no, a círculos de interés.

“Google + 1 no deja de ser un intento de Google de apoderarse de parte de esa inteligencia colectiva, inteligencia valiosísima para calcular el interés de ciertos sitios web, para detectar webs de baja calidad y al final para ofrecer mejores resultados. ¿Será capaz Google de extraer suficiente información de este sistema? ¿Llega Google demasiado tarde y el cambio de ciclo ya ha empezado?. El futuro de las búsquedas sociales no solo se presenta apasionante, sino también necesario para mejorar para la calidad de los resultados, habrá que seguir atentos a nuestras pantallas”. (José Linares, http://www.ticbeat.com/tecnologias/batalla-busqueda-social/) Y esta situación no es exclusiva .

Y esta situación no es exclusiva de Google, parece ser que Microsoft tambien está interesado en crear un motor de búsqueda social (Microsoft crearía motor de búsqueda social http://tecnologia21.com/microsoft-crearia-motor-busqueda-social).



Bibliografia:

Linares, José. La batalla de la búsqueda social (http://www.ticbeat.com/tecnologias/batalla-busqueda-social/)
Google search: social search http://www.google.es/search?sourceid=chrome&ie=UTF-8&q=%22social+search%22&qscrl=1
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)

Plan de marketing para bibliotecas