¿Sabiduría de las muchedumbres o alquimia de las multitudes?

De vez en cuando se dan oportunidades como las que comento, en la que desde la periferia podemos ver en directo a especialistas de la web 2.0 o de la web de hoy. La Universidad Internacional de Andalucía organizó unas jornadas sobre Prácticas y Culturas Digitales, los días 20 y 21 de febrero, en su sede de la Cartuja. El primer día Francis Pisani nos habló de la ¿Sabiduría de las muchedumbres o alquimia de las multitudes?
Comenzó su charla alertándonos de que el fenómeno de la web 2.0 es difícil de entender y esta situación está dando lugar a críticas muy serias. (¡Que me lo digan a mi!)
Pisani propone un nuevo término como alternativa a la “sabiduría de las muchedumbres”, precisamente para expresar mejor lo que significa este concepto y salir al paso de las críticas: “la alquimia de las multitudes”. Con el término “alquimia”, da a entender las posibilidades de la web social, que puede llegar a genialidades o a estupideces, lo mismo que la alquimia, que puede producir oro o plomo. Y ésta aseveración es importante que la reconozcamos para que no acabe en un escepticismo generalizado.
También habla de multitudes que le parece menos despectivo que muchedumbres, con menores connotaciones peyorativas.

Al tratar de la web 2.0, habla de la web de hoy, como fenómeno de hoy que se caracteriza por la participación de los usuarios, la cantidad de datos libres que circulan y la creación del efecto de red, resumiendo de esta forma sus puntos principales:
  • La noción de web como plataforma en la que se puede hacer de todo a través de la web: llamar por teléfono, usar el correo-e, etc.
  • Es la web de escritura-lectura
  • La existencia de la banda ancha que nos permite que siempre estemos conectados y que la información y la comunicación fluyan continuamente.
  • Las contribuciones de las multitudes
  • El efecto de red en el que el conjunto es más que la suma de las partes y el servicio mejora cuanto más se participa.
  • La existencia de la larga cola, la economía de la abundancia y la diversidad. Para ilustrarlo, puso el ejemplo del Corte Inglés y el uso de sus limitados espacios en los que debe mostrar el 20% de los productos que satisfagan al 80% de los usuarios (Principio de Pareto). En la red predomina la diversidad de los contenidos, se puede mostrar todo y se modifica la cultura habitual.
Desde el punto de vista tecnológico, lo más interesante es la fusión, los mashups. La posibilidad de sacar provecho de los datos que existen, explotar esos datos, los datamining, se convierte en el momento de inflexión a partir del cual todo empieza a extenderse. Hasta ese momento la tecnología permitía tratar mucha información, pero era muy caro incorporar datos, por lo tanto se le pide a la gente que ponga esa información en línea. No se trata de nuevas tecnologías sino de la capacidad de manejar los datos de forma diferente. Para que la gente participe, lo más importante es que el sitio ofrezca la posibilidad de subir datos fácilmente y poder gestionarlos.

La conferencia estuvo salpicada de anécdotas que ejemplificaban los principios de la web 2.0: la anécdota del precio de la vaca calculado por una multitud, sitios web para votar por los oscars, por las elecciones en EEUU, laboratorios que ponen en abierto sus datos para que la gente aporte sus ideas, y en general aplicaciones que funcionan bajo la teoría de la participación y tienen éxito. Es la idea de “encontrar los talentos de la periferia y ponerlos en contacto entre sí”. Bajo ciertas circunstancias, cuando se extrae el conocimiento, se puede obtener mayor información a partir de las muchedumbres que a través de un experto.

Pisani explicó el efecto de red, como el único servicio que aumenta con el uso: el valor de un servicio esta en relación con el número de los que lo usan: a más uso de Google, mejor es, más aportaciones y mas información.

Para evitar la posible confusión entre inteligencia colectiva y sabiduría de las muchedumbres, identificó el primero como la acción de compartir información y ponerse de acuerdo, deliberación y discusión a partir de aportaciones diversas, y el segundo como la situación en la que se agregan datos anónimos y emerge la sabiduría cuando los datos son suficientes (a partir de un número crítico).

Y sobre las críticas a la web social, muchas de ellas se refieren al miedo al individualismo de la sociedad de hoy que se refugia en los colectivos. También abordó conceptos como amoralidad y una sociedad que no tiene una noción clara del bien y del mal, o la sustitución del profesor de Harvard por las masas.
Ante estas críticas, Pisani que no está de acuerdo con ellas, sin embargo opina que se puede aprender mucho y por esa razón renombra la sabiduría por la alquimia de las multitudes, que de alguna manera también implica participación y noción de emergencia.

Los cinco elementos que siempre se tienen que dar en estos fenómenos de alquimia son: acumular datos, diversidad de las fuentes, compilar y sintetizar, establece relación entre datos y personas, redes sociales que aprovechan grupos sociales y deliberar, colaborar, que permite que emerjan nuevos valores.

Concluimos con dos ideas:
- Lo mejor de Wikipedia es que no es completamente fiable y nos obliga a una actitud crítica. Formar a la gente con una actitud crítica siempre es mejor que no.
- La emergencia nos obliga a participar.

12-marzo: Más información sobre este evento en el blog de Juan Freire

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Radiografía de un bibliotecario innovador @VEInformacion

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)