Drones en bibliotecas

Lo prometido es deuda (Helena Martín Rodero). Tengo un tema pendiente desde hace meses al que ahora le ha llegado el turno: los drones en bibliotecas.

Sin duda, los drones están de moda, de luchar en la guerra al regalo de reyes más deseado, decían en TicBeat. "En Reino Unido, este 2014 se venderán más de 30.000 drones civiles, la gran mayoría de ellos en estas Navidades".

Lo cierto es que los drones presentan muchísimas posibilidades y para diversos entornos. Aquí tenéis una relación de hasta 192 ideas para usar los drones, incluidas unas cuantas referidas a su uso en bibliotecas.


Sobre los drones en bibliotecas ya nos habló hace unos días Fernando Gabriel Gutiérrez, y en su post hace referencia a otras publicaciones de compañeros bibliotecarios como Julian Marquina, Jordi Serrano y Marcos Ros-Martín. Javier Celaya y Elisa Yuste también publicaron la chuleta digital para bibliotecarios en la que nos avanzaban el uso de los drones.

Natalia Arroyo tuiteaba el artículo de  Jim Lynch en TechSoup, en el que se inventarian las cosas tan extrañas que las bibliotecas están prestando hoy día:

El título del siguiente libro es toda una declaración de principios. Este movimiento no afecta solo a las bibliotecas públicas. Precisamente el uso de los drones se está introduciendo en muchas bibliotecas universitarias. 

Del interés para la enseñanza que desatan los drones da cuenta el portal web de educación Educause Learning Initiative, que acaba de publicar su famosa guía "7 Things you should know about..." esta vez dedicada a los drones.

Buscando información sobre estos teledirigidos y su aplicación en bibliotecas, además de los post reseñados, no hay mucho publicado en revistas. Esto es lo que he encontrado: 
  • Kirstin Steele (2014),"Infusing new into the library", The Bottom Line: Managing library finances, Vol. 27 Iss4 pp. 129 - 131. El artículo trata del uso de las tecnologías en las bibliotecas (impresoras en 3D o drones) para atraer la atención de los estudiantes y se constata que hay poca bibliografía sobre el tema a excepción del préstamo de dos drones en la Biblioteca de la Universidad South Florida, como puede verse en el vídeo siguiente.

  • En este otro artículo de Randall, D. P., Newell, B. C., (2014). The Panoptic Librarian : The Role of Video Surveillance in the Modern Public Library. In iConference 2014. doi:10.9776/14132, se presentan los problemas de privacidad que conlleva la grabación de personas en vídeo (que facilitan los drones) y se dan una serie de pautas para soslayar este problema. Entre ellas el que las bibliotecas deben informar a sus usuarios de que les están grabando. 
Realmente, si las bibliotecas quieren ser lugares de experimentación, los famosos makers spaces, tienen que reconvertir sus espacios teniendo con estos fines e incorporar todos los avances tecnológicos que puedan con fines de investigación, experimentación, innovación, además de incorporarlos para el uso de la biblioteca.

La mayor parte de la información la he encontrado a través de Twitter, buscando drones and libraries y los ejemplos de uso que he encontrado son los siguientes: 
  • Préstamo de drones: Colgate University Library ha sido una de las primeras bibliotecas universitarias del mundo en prestar drones, además de las gafas de google. 
"Students and professors can check out a remote-controlled “quadcopter” equipped with a camera that can beam back video to a computer. You can’t just show your library card and grab the drone, though. The library is well aware of the legal and ethical questions about when and where drones may be flown, so library patrons must first go through a training program and explain the research purpose for which they need the gadget, says Kevin P. Lynch, the university’s top tech official, who is also a pilot and drone hobbyist. “And you always have to have a spotter, so two people have to check it out,” he adds. One of the first takers was a biology professor doing field research in Ethiopia" (The Chronicle of Higher Education)


  • Lugar de aprendizaje sobre los drones, enseñar a usarlos, a construirlos, aprender como funcionan.
  • Para la difusión y el marketing: Stephen Abram nos enseñaba en su blog StephenLighthouse la remodelación de Toronto Reference Library a través de un vídeo en el que se podían ver los drones en plena actuación. 

  • Para la vigilancia de las salas de la biblioteca, la colocación de los libros en las estanterías o el préstamo intercampus, como en el artículo de Kristin Steele. 
  • La biblioteca colabora también en la investigación sobre drones que se lleva a cabo los departamentos universitarios. 
En España hay al menos 20 empresas que fabrican drones. El gobierno ha aprobado un marco regulatorio temporal sobre los requisitos que deben cumplir estos aparatos. "El Consejo de Ministros ha previsto que los drones puedan ser empleados en operaciones de investigación y desarrollo, extinciones de incendios, levantamientos aéreos, filmación y actividades de vigilancia, publicidad aérea y operaciones de emergencia, búsqueda y salvamento, entre otras actividades".



Yo me lo estoy planteando, y si me decido os contaré como me fue.
2 comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Radiografía de un bibliotecario innovador @VEInformacion

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)