lunes, noviembre 26, 2012

Bibliotecas de dentro a fuera

Las bibliotecas están atravesando momentos de cambio...¿?, podemos llegar a ser muchos más o muchos menos de los que somos ahora !!! Esta es la frase con la que Steve Coffman inauguraba las 13es Jornades Catalanes d’Informació i Documentació, el  21 de noviembre de 2012. El título de su conferencia era: Y ahora qué?

Digo yo que para decir semejante obviedad se podía haber ahorrado la frase. No sigo con el resto de las perlas que lanzó (y seguí a través del twitter, gracias por ello a todos los tuiteros y sobre todo a @honorio que hizo un storify con la intervención de Steve Coffman en las #13JCD goo.gl/RkIcQ #storify). Ya escribí sobre este señor al hilo de su publicación "Decadencia y muerte del imperio bibliotecario".

Para decirnos que estamos en crisis no hay que venir de EEUU, aquí ya lo sabemos, y que las bibliotecas llevan ya bastantes años en esta situación, tambien. Pero, ¿alguien puede decirme qué profesión no lo está? Por una y otra razón, nos ha llegado el momento de reflexionar sobre lo que hacemos y hacia donde vamos, donde están nuestras oportunidades. ¿Os acordais de "Quien se ha llevado mi queso? Este libro tiene ya 14 años (se publicó en 1998)!!, y todavia los bibliotecarios seguimos buscando nuestro queso.

En estos dias de finales de noviembre de 2012, estamos presenciando una serie de eventos, y llamadas a eventos, en torno al mundo bibliotecario, a partir de los cuales podemos pensar que efectivamente estamos tomando consciencia de esta crítica situación y sobre todo, estamos dando los pasos en una dirección que seguro nos va a llevar a conseguir nuestro objetivo: seguir siendo relevantes para nuestra sociedad, seguir prestando un servicio de cuya utilidad estamos convencidos.

En primer lugar y a nivel local, se celebra esta semana el Encuentro anual de los bibliotecarios municipales de la provincia de Sevilla, que se reunen para compartir experiencias y aprendizaje, y esta vez bajo el lema "Oportunidades en tiempos de cambio", una decidida apuesta hacía la creatividad y la innovación. En vez de unas jornadas tradicionales, se emplearán técnicas de trabajo en grupo para que sean los propios bibliotecarios los que aporten esas ideas que necesitamos hoy más que nunca. Tienen que brotar ideas, y nadie mejor para aportarlas que el personal de bibliotecas que cada dia trabaja de forma directa con los usuarios.
 
Se trabajará en torno a la cooperación y con quien podemos cooperar, más allá de nuestras fronteras, o sobre la biblioteca como espacios de creatividad, no solo para los bibliotecarios sino tambien para los usuarios, y sobre todo, que sean un impulso a proyectos de creatividad e innovación con agentes externos a la biblioteca. 


A nivel nacional, queremos comentar las 14 Jornadas de Gestión de la Información de la SEDIC, que han roto esquemas en varios sentidos:
  • por el formato de las Jornadas: sillones en vez de tradicionales mesas, cariz un tanto teatral, de espectaculo, con coordinadores que no se estaban quietos, actividades de animación, de dinámica de grupo, música, premios, como el que recibió Julio Cerdá (premiado SEDIC a la calidad y la innovación a iniciativas emprendedoras),  el libro de Julian Marquina "Plan social media y Community Manager", a la mejor pregunta realizada por los asistentes, o el Concurso de ideas OpenTalent, que había organizado la SEDIC en estas Jornadas. 
  • por los invitados a las Jornadas, los ponentes, ya que los organizadores (gracias SEDIC) salieron del mundo bibliotecario para que desde fuera, emprendedores de distintos ámbitos, desde la iniciativa privada, pasando por las empresas, hasta la dirección de proyectos en organizaciones, nos dieran pautas para salir de esta crisis y nos enseñaran como se puede (y se debe) ser emprendedor tambien en las bibliotecas, archivos y centros de documentación, como se puede ser creativo e innovador, incluso desde dentro de la organización. 
  • por el lema de las Jornadas, "Atrévete a una jornada diferente", orientadas al fomento de la innovación, el espíritu emprendedor y la creatividad y como finalidad sensibilizar a los profesionales de la gestión de la información sobre modelos de actividad basados en la iniciativa individual y grupal, tanto en el seno de una organización como desde las iniciativas privadas.
Para tomarle el pulso a lo que ocurrió en la Biblioteca Nacional, nada mejor que seguir las crónicas de Andoni Calderón de BUCM. 
En tweetdoc podéis encontrar un resumen de los tuits, y los vídeos de las Jornadas, en el canal de YouTube de la Biblioteca Nacional.



Por último, otro evento esta vez de ámbito europeo y que va en esta misma dirección, es ELAG 2013, del grupo de automatización de bibliotecas europeas ELAG. Para su próximo congreso están diseñando un encuentro diferente, cuyo lema es INSIDE-OUT Library, y las razones para la elección de este tema son las siguientes: 
  • Las bibliotecas se han centrado en llevar la información a sus usuarios, pero ahora la información está disponible globalmente.
  • Las bibliotecas han creado metadatos para las mismas publicaciones, de forma paralela, y ahora nos enfrentamos a registros duplicados y redundantes.
  • Las bibliotecas han seleccionado cosas para sus usuarios, y ahora los usuarios seleccionan cosas por ellos mismos (e incluso seleccionan cosas para las bibliotecas, añado yo!)
  • Las bibliotecas han clasificado e indizado de forma local para ayudar a sus usuarios y ahora todo se indiza de forma global, se comparte la indización. 
En vez de ir de dentro a afuera, las bibliotecas deberían intentar ser relevantes cambiando su paradigma, SI, SI, el paradigma de la biblioteca, 180 grados. En vez de tan solo ayudar a nuestros usuarios a encontrar lo que hay disponible de forma global, deberíamos centrarnos en hacer que nuestras colecciones y productos locales estuvieran accesibles para todo el mundo. En vez de centrarnos en la información que se encuentra "atrapada" en las publicaciones, deberiamos dar al mundo una nueva visión sobre el conocimiento existente (traducción del inglés).


Creatividad e innovación, dentro y fuera de la biblioteca, salir de los muros que nos limitan, para mirar, aprender, copiar, imaginar, soñar, esas ideas innovadoras, esos proyectos creativos, que solucionen necesidades reales de nuestras comunidades, colaborando con agentes internos y externos, implicándose en proyectos arriesgados pero comprometidos con nuestra sociedad.



4 comentarios:

Natalia Arroyo dijo...

Estoy (completamente) de acuerdo contigo, Nieves, en que las bibliotecas llevan muchos años buscando su queso, y pienso que tendrán que seguir buscándolo durante muchos otros. La tecnología nos situa en un entorno muy cambiante y es necesario adaptarse lo más rápidamente posible.
Las bibliotecas están reflexionando y experimentando en la actualidad sobre nuestro futuro, creo que ésta es una buena forma de hallar el queso que buscamos, de adaptarnos al entorno y continuar siendo instituciones tan necesarias para la sociedad como hasta ahora.

Nieves Gonzalez dijo...

Coincido contigo en que llevamos muchos años buscando la adaptación, pero todo cambio implica rupturas, y cuesta tanto trabajo aceptar las rupturas!!
Gracias por tu comentario ;)

X dijo...

No tuve la oportunidad de asistir a la conferencia de Coffman, pero la he podido leer y comparto algunos puntos de vista con la crítica que le haces. Uno positivo, es la capacidad que tiene para sacudirnos para obligarnos a reaccionar, es decir, de "ponernos las pilas". Ahora bien, una vez dicho esto, no entiendo como después de hacer una reflexión lúcida de la realidad la respuesta sea tan "débil". En este sentido no comparto la fórmula que propone dónde la Biblioteca debe centrarse en el libro impreso. Las bibliotecas ya estaban antes del libro en papel, este soporte es uno más dentro de una sucesión diversa de soportes que la Biblioteca ha gestionado: tablillas, pergaminos, papiros, libros en papel ... Todavía, hoy, cuando vamos a la Biblioteca encontramos diferentes soportes conviviendo a la vez: electrónicos, digitales, papel, etc. En una sociedad competitiva la adaptación puede producirse a través de la especialización (Coffman) o a través de la diversificación (diferentes servicios, soportes, etc.)
Pero es que, además, encuentro aún otra pega de tipo ético, de servicio público. La Biblioteca, como tal, debe responder a las necesidades informativas, de ocio y conocimiento de los ciudadanos y, en este sentido, centrarse exclusivamente en un tipo de soporte, significaría dejar de lado las necesidades de otros sectores de la ciudadanía (de la comunidad), lo que no se puede justificar desde el punto de vista del sector público y, seguramente tampoco, desde la perspectiva de la optimización de recursos (es decir, económicos)
Xavi Garcia xavigarsa@gmail.com

Nieves Gonzalez dijo...

Gracias Xavi por comentar. En mi opinión tienes toda la razón, y yo me aventuraría a buscar razones para el discurso de Coffman en temas de negocio, quiero decir, su trabajo consiste en ayudar a buscar financiación a las bibliotecas, y hoy por hoy las bibliotecas siguen siendo sinónimo de libros, luego.., o centramos el negocio de la biblioteca en los libros ( que es lo que la gente identifica con bibliotecas), o nos quedamos sin negocio. Bueno, es una suposición, pero quizás esa sea la razón de su fórmula ;)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...