sábado, mayo 28, 2011

OPAC móvil, MOPAC para los amigos

En la anterior entrada en este blog, comentaba los resultados del Seminario sobre web móvil, dentro de las Jornadas de Fesabid 2011. Mi participación en el mismo giraba en torno al OPAC móvil, el catálogo de biblioteca vía móvil y su preparación me sirve ahora para hacer este post.

En gran medida las bibliotecas, quizás más las universitarias, se están planteando el acceso a sus servicios a través del móvil. La semana del 12 de mayo, tuvo lugar en la Universidad de Southern Queensland, m-libraries Conference que se celebra desde 2007, con el mismo lema y objetivo que el Seminario de Fesabid:  la Información en movimiento y conseguir que bibliotecarios, investigadores, docentes, informáticos, gestores de bibliotecas, compartan experiencias y generen ideas para desarrollos futuros. 



Para iniciarnos en la biblioteca versión móvil, en primer lugar debemos plantearnos cual es la situación real del mercado de los móviles. Antes que nada tenemos que saber si nuestros usuarios están usando estos dispositivos, cuales son los que usan concretamente, si realmente es una tendencia generalizada. Cómo decía Dolors Reig
Es cada vez más evidente que Internet está aquí para quedarse. De acuerdo a datos recientes de la AIMC, internet y la radio son los únicos medios que están experimentando crecimiento y los únicos con posibilidades reales de seguir aumentando en penetración. Más si tenemos en cuenta el crecimiento actual de la web móvil, con la irrupción de las tabletas (Ipad y similares) y cada vez más smartphones, teléfonos permanentemente conectados a la red. Una idea rápida nos la proporciona el funcionamiento de sistemas operativos abiertos, como Android, que si está instalado en nuestros teléfonos y a partir de la introducción de nuestros datos de usuario de Google, tiende a unificar, re-centralizar las agendas, libretas de direcciones, conversaciones y en definitiva cualquier aspecto de la identidad digital que hemos ido distribuyendo a través de múltiples servicios en la web.

Según un reciente estudio de Stanley Morgan, más gente accederá a Internet a través del móvil, en 2015, que a través del ordenador. 
Véanse tambien los informes Horizon sobre uso de los móviles como tendencia a corto plazo, o el de Educause sobre uso del móvil en la enseñanza
Pedro Clavería, de Tecnocom, destaca que en el año 2015 habrá más dispositivos móviles que personas en el planeta, aproximadamente siete mil millones; para Eric Lai “Without Mobile, There Ain’t No Real-Time Enterprise” (Sin móvil, no hay ninguna empresa en tiempo real). En este sentido se afirma que en la actualidad el contenido se hace líquido, adaptándose al soporte físico que lo recupera.


Según estudios, España lidera dos rankings y demuestra su fortaleza en el uso de Internet en movilidad (16% de la población lo usa frente al 7% de media en la UE) y en la penetración de las redes sociales. Si bien el uso de Internet en el móvil no goza aún de un índice de penetración masivo, los consumidores comienzan a considerar las soluciones de datos y contenidos como servicios de peso específico en la oferta del móvil. En España, en el 2009, el número de usuarios de Internet móvil era del 12%. Y eso las grandes compañías con más futuro lo saben:



Para el ámbito de las bibliotecas, otros estudios afirman que está aumentando el número de los usuarios que acuden a la biblioteca para acceder a Internet desde sus propios dispositivos móviles, más incluso que desde los ordenadores. 
Los expertos lo dicen, el acceso a los contenidos de la biblioteca pasa hoy dia por la web, y de forma creciente, por la web móvil. 
Otro aspecto interesante es detectar el impacto de la búsqueda sobre la biblioteca en la web móvil de la institución. Si están buscando la biblioteca, ¡¡algo habrá que hacer!!

¿Cuales son las prioridades de las bibliotecas a la hora de ofrecer sus productos y servicios vía móvil?
A finales de 2010, la revista Library Journal presentaba un estudio en el que el 65% de las bibliotecas universitarias que ofrecen o piensan ofrecer servicios a gravés de dispositivos móviles, comienzan por la web de la biblioteca (39%), seguida del catálogo (36%) y del servicio de referencia vía SMS o chat, para terminar con las notificaciones a los usuarios vía SMS, como los servicios más importantes. 



El catálogo es el recurso que los usuarios valoran más de la Biblioteca vía móvil, sin embargo no es el primero que se implementa. Otro tipo de información general sobre la biblioteca se ofrece en primer lugar, como horarios o el directorio. Por ejemplo, la utilidad de mayor éxito en la versión móvil de la Biblioteca de la Universidad de Illinois, es el horario de autobuses


El catálogo vía móvil no es prioritario a pesar de que es la razón por la que, hoy por hoy, se buscan las bibliotecas en la red. En el último informe de la OCLC, se siguen identificando bibliotecas con libros. 

Por otro lado, tendremos que fijarnos en aquellos otros servicios de éxito que podrían ser nuestros competidores y que están ofreciendo sus catálogos vía móvil como Google books mobile, Amazon o LibraryThing mobile

En el caso de las bibliotecas que dependen directamente de una institución, como son las bibliotecas universitarias, habrá que plantearse si la Universidad está desarrollando las versiones móviles de sus webs, y eso va a afectar a los planes que pueda tener la biblioteca. Parece ser que esa es la razón por la que hay más implementaciones a nivel mundial de web de bibliotecas móviles, en públicas que en universitarias.

Desarrollar un Opac móvil, MOPAC para los amigos, es la parte más difícil y costosa de una biblioteca vía móvil, debido a que hay que contar con aplicaciones móviles específicas para el catálogo ya sean aplicaciones nativas o web.  Todo esto hace que sean pocas las bibliotecas que tengan la versión móvil de su catálogo y para ello existen dos vías: 
Cada año vemos como va aumentando el número de proveedores de Sistemas integrados de gestión de bibliotecas, que ofrecen este tipo de productos para la versión móvil de los catálogos. De gran interés son los informes de Marshall Breeding en Library Technology Guides, concretamente el de este último año en el que se muestra un significativo avance en este tipo de productos. 
Además de los proveedores de los SIGB, otros proveedores de recursos concretos ofrecen tambien interfaces móviles para los Opacs de las bibliotecas, como LibraryThing Móvil, o Library Anyware de Bowker. Este último presenta en su sitio web la versión móvil de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla (como se ve en la imagen siguiente) y de la Universidad de León,  y en las dos interfaces, se acaba de presentar la versión móvil de la Biblioteca del Congreso de los EEUU. 


  • La otra forma de conseguir un Opac móvil es desarrollándolo en modo local, mediante desarrollos propios, no comerciales, y ya sea desde los inicios o, más convenientemente, desarrollando alguna aplicación en código abierto que exista, como Mobilecat o la aplicación para el catálogo móvil de VuFind. 
Ejemplo de desarrollo local sobre SIGB es la versión móvil de Ex Libris Voyager catalog desarrollado en la Universal College of Learning en Nueva Zelanda. Entre los desarrollos locales en España, destaca el de Biblioteca Rector Gabriel Ferraté, de la UPC (más información en la bibliografía) o los de la Biblioteca Politécnica de Valencia.
Esta segunda opción conlleva mayor inversión de tiempo y recursos, pero sin duda está justificado ya que permite entre otras cosas una mayor personalización.  
En muchos casos se han montado sobre APIs que ofrece el proveedor del SIGB, aunque en otros casos no es así. Suelen estar desarrollados por personal de la biblioteca, con unas habilidades concretas y que no son muy generales, pero que cada día se valoran más. En otros casos han sido desarrollados por becarios informáticos como el caso de la Universidad de Sevilla (con el producto iFama para el iPhone). 

Además de la versión móvil del Opac, existen otras utilidades que pueden hacer más móvil nuestro catálogo, y adaptarlo mejor al entorno de los usuarios móviles, como son los códigos QR. No hay que olvidar que los códigos de barras, entre ellos los QR, han aumentado su tráfico en la red un 800% en este último año. En el caso de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla, estos códigos  están integrados en los registros bibliográficos desde hace un año, aunque en el puerto de pruebas para pasar más adelante a la versión en activo. 

Otra de las utilidades que hacen más móvil el Opac, es la versión móvil del servicio de referencia virtual o chat, integrado en el catálogo, como se ha hecho en la Biblioteca de la Universidad de Sevilla.

Sobre las utilidades que debemos incluir en esa versión móvil del catálogo, existen muchas publicaciones recientes que ofrecen esa lista de deseos de los usuarios y de las que destacamos las siguientes ideas: 
  • No van a hacer investigación a traves de sus móviles, eso lo dejan para hacerlo con su ordenador, pero si les interesa que estén accesibles via móvil, para iniciar la investigación, conocer si ese recurso lo tiene la biblioteca, si esta disponible, pero no para hacer una investigación en profundidad. Esta vía les ayuda a discriminar si leerlo o no, tan solo quieren una lectura rápida. Les interesa que se haga una selección previa de los recursos, que no se incluyan todos. Incluso algunos aseguran que harían una investigación somera a traves del móvil. 
  • Los usuarios quieren además no tener que ir a los sitios web de las bibliotecas para buscar en el catálogo o en recursos concretos; quieren poder hacer uso de ellos, pero sacándolos de donde están en la web de la biblioteca y llevárselos a sus espacios personalizados. 
  • Por regla general, los usuarios quieren acceso vía móvil a su cuenta en la biblioteca, al servicio de referencia virtual para poder contactar con un bibliotecario, quieren acceso al catálogo de la biblioteca y a la bibliografía recomendada.
  • Hay que ofrecer algo de verdadero interés para el usuario, como por ejemplo los ordenadores que se encuentran disponibles, o puestos de lectura libres en las salas de la biblioteca en épocas de exámenes, o información realmente de utilidad.
  • O por ejemplo, que se pueda leer el código de barras de tu carnet de usuario de la biblioteca, a través del móvil

Si pensamos en lo básico, sería una lista parecida a la siguiente: 
  1. Acceso a las colecciones pero adaptando los contenidos para obtener una mejor experiencia del usuario. Debe ofrecer lo esencial en vez de toda la información comprimida y de forma inmediata y rápida. Debe ser simple, que el usuario tenga que introducir poco texto, con pocas opciones ("no me hagas pensar"), con una forma de navegar convencional, que permita el acceso al catálogo de la biblioteca para ver si esta disponible un recurso antes de ir a la biblioteca o consultar la bibliografia recomendada antes de ir a clase. 
  2. Acceso a mi cuenta, mis préstamos, es una de las utilidades más importante para los usuarios
  3. Descarga de artículos, hojear los recursos-e.
  4. Localización de otras bibliotecas participantes que estén cerca, mediante geolocalización. Observaremos la presencia de las administraciones en la nueva capa de bit geolocalizados.
  5. Interactuar en los sitios de la web social
  6. Posibilidad de autopréstamo con el móvil.
  7. Las recomendaciones de lecturas basadas en geolocalización y preferencias personales
  8. En resumen: Rápido, fácil y divertido!!
Y por último, el paso más importante es la planificación, sin saltarse ningún paso, teniendo en cuenta las auténticas necesidades de nuestros usuarios y los propios recursos, y no lanzarse al vacío por que esté de moda. El proceso debe ser paulatino pero que llegue a todos los servicios de la biblioteca.

En la planificación, lo primero que hay que ver como decíamos al comienzo de este post, es qué tipo de dispositivos móviles están usando nuestros usuarios y para qué los usan; qué tiempo pasan accediendo a la web a traves de estos dispositivos; a qué servicios o productos de la biblioteca les gustaría acceder desde sus móviles; qué otros servicios les gustaría que la biblioteca les ofreciera. 
Toda planificación debe incluir un plan de marketing. Sin una adecuada promoción de los servicios, los usuarios no sabrán que pueden usarlo. Para ello es conveniente crear una página específica que informe de lo que se puede hacer. Como ejemplos, la página de Nashville y el MITDebe ser un producto transparente, que no requiera de aprendizaje. Los iconos deben ir en el ángulo superior izquierdo de la página. Habrá que usar los medios sociales para su promoción y seguimiento, como Facebook, tuenti, twitter, etc. Y siempre evaluar y medir. 

Por último, es cierto que los accesos al catálogo móvil de la biblioteca es casi testimonial, hoy por hoy, apenas significativos, entre un 1 y 5% del total de accesos a la web de la biblioteca, pero es una cifra que no deja de crecer. Por lo tanto, y aplicando un dicho sobre los social media, "no te puedo asegurar que con el catálogo móvil vayas a aumentar el número de tus usuarios, o la satisfacción de los mismos sobre tus servicios, pero si puedo asegurarte que serías el primero para el que no fuera así." 

Y recuerda, el futuro es móvil y el futuro es hoy.

Bibliografía:
  • Dr. Sharon Q Yang, Melissa A. Hofmann, (2011) "Next Generation or Current Generation? A Study of the OPACs of 260 Academic Libraries in the United States and Canada", Library Hi Tech, Vol. 29 Iss: 2 
  • Miquel Codina Vila, Andrés Pérez Gálvez, Javier Clavero Campos, (2010) "Mobile services in the Rector Gabriel Ferraté Library, Technical University of Catalonia", Reference Services Review, Vol. 38 Iss: 2, pp.321 - 334 
  • Barile, Lori (2011). "Mobile technologies for libraries. A list of mobile applications and resources for development", C&RL News, abril, pp 222-228 
  • Alexia Hudson, (2010) "Measuring the impact of cultural diversity on desired mobile reference services", Reference Services Review, Vol. 38 Iss: 2, pp.299 - 308 
  • Wisniewski, Jeff (2010). "Mobile that works for your library". En Slideshare (http://www.slideshare.net/jeffwisniewski/whichmobile) 
  • Murphy, Joe (2011) "Next Mobile trends HHLIB", En Slideshare (http://www.slideshare.net/joseph.murphy/next-mobile-trends-hhlib). 
  • Tay, Aaron (2010). Library mobile apps vs web apps - Some analysis. Posted on October 17, 2010 at 9:22am (http://www.library20.org/profiles/blogs/library-mobile-apps-vs-webxg_source=msg_user_blogpost)

6 comentarios:

tramullas dijo...

Cada vez que te leo una entrada tan sesudamente documentada me quedo agotado, enhorabuena ;-)

NievesGlez dijo...

Gracias, viniendo de tí es más que un halago!!

Anónimo dijo...

Excelente puesta a punto de reflexión del móvil en la Biblioteca. ¡¡¡y eso que andáis de romería¡¡ para que luego digan de los sevillanos ¡OLEEE¡¡
Maria Elvira
@maesmf

Manolo Ramos dijo...

estupendo... gracias por ayudarme a entender un poco más de este tema. Tienes un nuevo seguidor!

NievesGlez dijo...

Gracias a todos, un placer ser útil.

Anónimo dijo...

Excelente artículo!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...