Las bibliotecas deberían hacer ciencia, no comprarla

Las bibliotecas (y la mayoría de las empresas, instituciones), compran sus desarrollos tecnológicos, sus aplicaciones para la gestión, productos y servicios. Y no solo las aplicaciones, tambien compran las ideas, o imitan sin más lo que otros (instituciones afines) hacen. Pagamos por lo que otros inventan o simplemente copiamos lo que otros realizan. Supongo que habrá y que no sean simplemente iniciativas personales, más o menos declaradas publicamente, lineas de trabajo en algunas bibliotecas en las que se potencie la investigación de sus miembros con un objetivo expreso. Sería lo deseable, que no solo fuera identificativo de nuestra profesión "saber gestionar" sino que tambien se potenciara y valorara saber investigar, formar parte de grupos de trabajo que buscaran soluciones desde dentro a nuestros problemas, trabajando de forma colaborativa, dentro y fuera de nuestra profesión. 
Sería deseable que nuestras direcciones de bibliotecas consideraran tambien como lineas de trabajo, la inversión en investigación dentro de las bibliotecas. 

Fernando Briones, del Instituto Microelectrónica del CSIC, y para un ámbito mucho mayor que el de las bibliotecas, referido a las empresas y los laboratorios, es autor de las siguientes frases en una reciente entrevista en el DiarioMontanes.es

  • «Europa no se da cuenta de que el mundo ha cambiado. Los chinos dejaron de copiar hace diez años y la investigación en las economías emergentes crece a una velocidad de vértigo»
  • Los chinos se han molestado en invertir en investigación mucho más de lo que lo han hecho los españoles, por ejemplo. No tenemos ni idea de lo que está cambiando el mundo.
  • No solo fabrican aparatos, todos estos cachivaches electrónicos que usamos en el día a día. Ahora son productores de conocimiento, de ciencia.
  • Tenemos que quitarnos de la cabeza que tiene que haber alguien que produzca ciencia para que otro la compre. Sencillamente, las empresas debieran hacer ciencia, no comprarla.
  • Es el único modo en el que podremos competir en la sociedad del conocimiento en la que estamos. De lo contrario, estaremos condenados a pagar por lo que otros inventan, y el beneficio será para ellos.
  • Hay que buscar esa conjunción entre la empresa y el laboratorio, para que trabajen juntos.
  • La ciencia es cada vez más colectiva, colaborativa. La gente se basa en las patentes de otros para sus desarrollos, en el conocimiento científico, en los avances pequeños y en las especializaciones de cada uno.
¿Por qué no aplicar estas ideas a las bibliotecas?


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)

Plan de marketing para bibliotecas