Ir al contenido principal

La cultura de las “estrellas” es la antítesis de la cultura de la colaboración

Con motivo de la próxima celebración de la Iª Jornada sobre Universidad 2.0, en la Facultad de Ciencias de la Comunicación, en Santiago de Compostela, os dejo el post que he escrito en mi otro blog Bibliotecarios 2.0 "Universidad 2.0 ¿qué sabemos hasta ahora?"

En la página en Facebook del evento, se recomienda un post de Manuel Gross realmente interesante ¿Es viable la colaboración 2.0 en las organizaciones actuales? y que no puedo menos que recomendar ya que ofrece una visión real de los inconvenientes con los que nos encontramos en la administración y las empresas en relación a sus rígidos y tradicionales sistemas organizativos. 


Con estos sistemas, no es posible una red de cooperación 2.0. No con estos organigramas, y por estas razones que describe el post: 


  1. Nuestra cultura social dominante, la que vivimos día a día, la que esta omnipresente en todos los medios de comunicación, sean éstos los tradicionales o los medios sociales propiciados por la Red, está orientada a magnificar al personaje de éxito como individuo, sea en el campo de la empresa, la política o el entretenimiento.
  2. La cultura de las “estrellas” es la antítesis de la cultura de la colaboración. El que está arriba en la escala socioeconómica es el más adaptado, el más “brillante” como las estrellas. Sin embargo, salvo excepciones, es un mito porque la mayoría de los individuos que alcanzan el éxito es gracias a la ayuda y el trabajo, directo o indirecto, de otros individuos.
  3. La cultura organizativa actual dominante está basada en la coordinación con un modelo de mando y control: liderazgo basado en el mando y control, grupos de personas con tareas definidas y procesos, entre otros aspectos.
  4. En este modelo organizativo el elemento clave son los procesos, conjunto de actividades, la gran mayoría estandarizadas, encadenadas unas con otras y con secuencia lógica, donde intervienen grupos de personas especializadas con el objetivo de obtener un resultado final de valor añadido en base a distintos elementos y que requiere una cooperación predeterminada entre los distintos grupos de las personas asignados a las actividades para garantizar el correcto funcionamiento de los procesos.
  5. El “mando y control” en casi todos los ámbitos y donde se potencia el “pagar” a unas pocas personas para pensar, mandar y controlar, y al resto para ejecutar las ordenes.
  6. Encontrados escasos ejemplos de un liderazgo más proclive a abrir vías de participación en las decisiones con el objetivo de crear un valor mucho mayor aprovechando y, por tanto, potenciando, las capacidades de las personas en entornos cooperativos donde se prima la colaboración para lograr fines comunes.
A mi y a otras personas les gusta este post de Manuel Gross

Nieves Gonzalez Fdez-Villavicencio y a otras 317.338 personas les gusta esto.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

La comunicación científica es el sistema por el cual científicos e investigadores crean, distribuyen, usan y conservan sus trabajos.
Es sabido ya por todos que el panorama de las publicaciones científicas está cambiando: Las tecnologías están multiplicando las posibilidades de compartir conocimiento y aumentando las audiencias potenciales de los trabajos científicos; sin embargo, el coste del acceso y las restricciones legales para compartir estas publicaciones y otros usos, está haciendo decrecer la lectura de muchas de estas publicaciones.
Además, para las ciencias y la medicina, el mercado se concentra en muy pocas manos que encarecen las suscripciones y menguan los presupuestos de las bibliotecas, que de esta forma se ven obligadas a reducir sus adquisiciones de monografías de humanidades, de revistas para disciplinas concretas o bases de datos de un dominio específico.
Las bibliotecas por su parte, están centrando sus esfuerzos en defender el open access, informar sobre los derechos…

Plan de marketing para bibliotecas

Plan de Marketing 2.0 para bibliotecas
por Nieves González

Ejercicio del curso "Promoción de servicios de información" de la AAB en colaboración con el IAPH. Mayo 2010.

1.- Investigación y análisis de marketing: Se trata de hacer un análisis de nuestro mercado. Quienes son los usuarios potenciales de la biblioteca, reales y potenciales, los que van y los que no van. Tendremos en primer lugar que detectar a qué usuarios queremos llegar. A qué tipo de usuarios nos vamos a dirigir?
2.- Segmentación de marketing: Se trata de localizar a los usuarios potenciales del producto, a la larga cola. Hay que segmentar a nuestros usuairos en grupos muy concretos, que realmente se sientan identificados con nuestro servicio. Hay que identificar primero al usuario al que nos vayamos a dirigir.Qué usuario es el que vamos a encontrarnos en las redes sociales? Cómo los podemos atraer? Hay que evitar estar por estar y crear espacios que después no se van a atender ya que el efecto puede ser justo e…

Decadencia y muerte del imperio bibliotecario

Con el título "Decadencia y muerte del imperio bibliotecario" "The Decline and Fall of the Library Empire", Steve Coffman, pionero de los servicios de referencia virtual y vice presidente de Library Systems & Services LLC (LSSI), ha escrito un artículo que todo bibliotecario debería leer y del que me gustaría hacer una reseña y añadirle mis propias reflexiones. Yo hubiera preferido titular el post "los distintos roles que la biblioteca debe jugar", pero no se puede negar que el título que le ha dado es de lo más sugestivo.  El artículo en resumen viene a decir que los bibliotecarios nos hemos pasado los últimos 30 años soñando con tener un papel central en la revolución digital que está transformando todo lo que nos rodea, y que algunos de esos sueños no llegaron ni a despegar.  Entre los proyectos a los que les hemos dedicado ganas y horas, pero que no hemos logrado, Coffman enumera los siguientes: 
Los directorios web. Hubo un tiempo no muy lejano e…