Ir al contenido principal

Si fuéramos más creativos y menos dogmáticicos

Creo que uno de los grandes problemas que tenemos en el entorno de la gestión de bibliotecas es lo que nos cuesta cambiar. Cuantas veces hemos oido la contestación a un nuevo proyecto: Si las cosas funcionan, (o al menos eso es lo que creemos), ¿para que cambiar? Al final, cambiamos, por supuesto que lo hacemos, pero probablemente cuando ya nos hemos cerciorado de que no hay más remedio, que otros líderes ya lo están haciendo y que vamos a llamar la atención pero precisamente por quedarnos atrás.
Ese es el día a día en las bibliotecas (y supongo que tambien en otros entornos), pero este es el que conozco. Por eso, cuando he visto esta presentación sobre pensamiento creativo y los cuatro pasos para cambiar tu trabajo, no he podido evitar acordarme de aquellos que se resisten al cambio y se escudan en el dogma. Estos son los cuatro pasos:
  1. Sé curioso: la creatividad es una de las caracterísitcas más permanentes de una inteligencia poderosa, juega, representa, no juzges, pregunta mucho.
  2. Haz conexiones: la creatividad es el poder de conectar lo que parece que no está conectado, habla con gente de campos distintos, prueba con algo nuevo, mira las cosas desde otro ángulo,
  3. Rétate a tí mismo, alguien que nunca comete un error nunca hace nada nuevo, arriésgate, acepta los fallos,
  4. Cultiva tus ideas, aunque las cosas no salgan, una voz al final del dia te dirá: lo intentaremos mañana, dale tiempo a tus ideas para crecer, considera todas las posibilidades,
Creative Thinking: Your Edge
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

La comunicación científica es el sistema por el cual científicos e investigadores crean, distribuyen, usan y conservan sus trabajos.
Es sabido ya por todos que el panorama de las publicaciones científicas está cambiando: Las tecnologías están multiplicando las posibilidades de compartir conocimiento y aumentando las audiencias potenciales de los trabajos científicos; sin embargo, el coste del acceso y las restricciones legales para compartir estas publicaciones y otros usos, está haciendo decrecer la lectura de muchas de estas publicaciones.
Además, para las ciencias y la medicina, el mercado se concentra en muy pocas manos que encarecen las suscripciones y menguan los presupuestos de las bibliotecas, que de esta forma se ven obligadas a reducir sus adquisiciones de monografías de humanidades, de revistas para disciplinas concretas o bases de datos de un dominio específico.
Las bibliotecas por su parte, están centrando sus esfuerzos en defender el open access, informar sobre los derechos…

Plan de marketing para bibliotecas

Plan de Marketing 2.0 para bibliotecas
por Nieves González

Ejercicio del curso "Promoción de servicios de información" de la AAB en colaboración con el IAPH. Mayo 2010.

1.- Investigación y análisis de marketing: Se trata de hacer un análisis de nuestro mercado. Quienes son los usuarios potenciales de la biblioteca, reales y potenciales, los que van y los que no van. Tendremos en primer lugar que detectar a qué usuarios queremos llegar. A qué tipo de usuarios nos vamos a dirigir?
2.- Segmentación de marketing: Se trata de localizar a los usuarios potenciales del producto, a la larga cola. Hay que segmentar a nuestros usuairos en grupos muy concretos, que realmente se sientan identificados con nuestro servicio. Hay que identificar primero al usuario al que nos vayamos a dirigir.Qué usuario es el que vamos a encontrarnos en las redes sociales? Cómo los podemos atraer? Hay que evitar estar por estar y crear espacios que después no se van a atender ya que el efecto puede ser justo e…

Decadencia y muerte del imperio bibliotecario

Con el título "Decadencia y muerte del imperio bibliotecario" "The Decline and Fall of the Library Empire", Steve Coffman, pionero de los servicios de referencia virtual y vice presidente de Library Systems & Services LLC (LSSI), ha escrito un artículo que todo bibliotecario debería leer y del que me gustaría hacer una reseña y añadirle mis propias reflexiones. Yo hubiera preferido titular el post "los distintos roles que la biblioteca debe jugar", pero no se puede negar que el título que le ha dado es de lo más sugestivo.  El artículo en resumen viene a decir que los bibliotecarios nos hemos pasado los últimos 30 años soñando con tener un papel central en la revolución digital que está transformando todo lo que nos rodea, y que algunos de esos sueños no llegaron ni a despegar.  Entre los proyectos a los que les hemos dedicado ganas y horas, pero que no hemos logrado, Coffman enumera los siguientes: 
Los directorios web. Hubo un tiempo no muy lejano e…