sábado, febrero 07, 2009

Los contenidos creados por los usuarios en la próxima versión de la web

Yihong Ding, bloguero e investigador de la web semántica, redefine una de las características de la web 2.0, la creación de contenidos por los usuarios y se plantean si aportan beneficio para las empresas, en:



Ya hemos hablado en este blog de esta característica de la web social, relacionada con la ¿Sabiduría de las muchedumbres o alquimia de las multitudes?, que tan brillantemente nos ilustró Francis Pisani. La creación de contenidos generados por los usuarios es una más de las características de la web social, sin embargo para algunos es sinónimo de web social y los escépticos de esta característica de la web social se plantean si la falta de calidad de los contenidos beneficia de alguna manera a las empresas.

Yihong Ding afirma que la etapa de la web 2.0 está siendo superada y que en los entornos empresariales se preguntan si la GCU (Generación de contenidos por los usuarios) sigue siendo algo sostenible. Para ello reconsidera los principios de la GCU mediante esta reflexión:

  • La web social es una forma de producir contenidos para que otros se sientan atraídos y formar así una red social. Pero formar una red no es lo mismo que consumir. Sería un error pensar que con la web 2.0 se producen contenidos para que otros los consuman, es más bien una forma de presentar contenidos a los demás: “este tipo produce contenidos interesantes, avanzados, atractivos, por lo que deberíamos seguirle y ser sus amigos formando parte de su red”. De alguna manera se produce una forma de liderazgo, creo yo.
  • El principal motivo que se tiene para generar contenidos no es su consumo sino para ganar prestigio, impactar en un público, o en una comunidad concreta, con el objetivo de crear o formar parte de una red. Los que contribuyen hoy a la red, lo que persiguen es atención (lo que me recuerda la economía de la atención que defendía Isabel Aguilera, la representante de Google en España, hace ya unos años). El contenido no es lo más importante, sino la atención que se consiga, la que se sea capaz de obtener. Este es el secreto de un negocio 2.0, y la causa de que unos hayan tenido éxito y otros fracasos.
  • Por lo tanto, un negocio 2.0 con éxito no es aquel que se esfuerza por mejorar la eficacia en el consumo de los contenidos creados por los usuarios, sino que es aquel que apuesta por una red interpersonal con éxito, la construcción de redes de personas, entiendo.
  • Este tipo de modelo de negocio 2.0 basado en la creación de contenidos por los usuarios, no es probable que se siga sosteniendo con la evolución de la web. La crítica contra este modelo es que no produce suficiente valor. No vale únicamente producir atención porque esto tiene solo un valor secundario, ayuda a producir capital pero sin embargo no lo produce en sí mismo. La mayor contribución de la web 2.0 es que libera a las personas de su restricción geográfica, y su limitación es que no ofrece formas para que los liberados usuarios web produzcan valores comerciales intercambiables. La web 2.0 en sí misma no puede superar esta limitación. Para resolverla, esperamos confiados la siguiente etapa evolutiva de la web.
  • En esta etapa, los contenidos generados por los usuarios evolucionarán a activos generados por los usuarios. El primer cometido de los negocios de la web 3.0 será ayudar a sus usuarios a construir activos generados por ellos mismos, sólidos y consumibles. Esta web será más un mercado que una plataforma o comunidad social. Como consecuencia, el porcentaje de contenidos gratuitos creados por los usuarios decrecerá y los de pago o los activos generados por los usuarios, aumentarán. Se premiarán las mentes que generen innovación y valor. A través de esta nueva fase superaremos la crisis y entraremos en una nueva era de fuerte crecimiento.
Si todo esto lo aplicamos a las bibliotecas, teniendo en cuenta que aún muchas de ellas, la mayoría no está convencida de su sitio en la web 2.0, se sigue considerando una pérdida de tiempo y dificil de controlar, "cosa" de los tecnólogos y demás seres afines, ¿cómo vamos a encarar la web semántica, la web de los activos, con qué experiencias, con qué preparación, con que proyectos?

9 comentarios:

Francisco dijo...

mmmmhhh... como siempre dejas pensativo con tus post Nieves. Me estoy terminando de leer el libro de Pisani (por cierto, muy buen resumen el que haces en la otra entrada). ¿La Web 2.0 no es sostenible porque los productores -webactores- en palabras de Pisani, no obtienen retornos económicos y por eso decrecerá emergiendo una Web 3.0 basada en la venta de activos informacionales autoproducidos por los usuarios?

Es una idea interesante, francamente interesante aunque centrada demasiado desde mi punto de vista en el sistema de consumo imperante. ¿Acaso no hay otras motivaciones para producir contenidos que la búsqueda del puro beneficio económico? Desde la óptica de una empresa quizá, desde la óptica de un usuario... creo que hay bastantes más razones que el beneficio económico para seguir produciendo contenido y contenido de calidad, al fin y al cabo, uno y tan sólo uno mismo es el responsable de lo que publica en su espacio personal de información (sea un blog, sea la combinación del mismo con sus espacios en diferentes redes sociales, profesionales, etc) y por tanto de su calidad o de los contenidos que desea dar a conocer al resto del mundo. La gente no es muy consciente de todo ello, creo, hasta ahora, pero se está comenzando a dar un proceso de transformación y de toma de conciencia. ¿Cómo impactará todo esto en las empresas y como impactará en los usuarios? En cuanto a las primeras creo que todavía no tienen mucha idea de lo que pueden obtener explotando herramientas 2.0. Un buen ejemplo del poder de las tecnologías 2.0 ha sido la reciente campaña de Barack Obama (en su mano derecha durante la misma uno de los creadores de Facebook y en su izquierda, al mismísimo Eric Schmidt de Google) otro buen ejemplo de empresa con sensibilidad 2.0 Caja Navarra http://www.cajanavarra.es/es/ ayer alucinaba visitando su sitio. Y en ese sentido sí creo como sostiene Ding, que caminemos hacia una evolución de la Web 2.0. En el caso de los usuarios o de que no medie una necesidad o motivación de ganancia económica de por medio creo que estamos evolucionando pero en otra dirección, hacia la Web semántica (propiamente la Web 3.0) y más especifícamente hacia la Web Contextual. Hay una frase que me ha impactado del libro de Pisani de la cual ya escribiré más adelante pero básicamente viene a hablar de que la única manera de ordenar el caso de la Web es mediante los metadatos y la información que describa la información. Cuando tenga tiempo escribiré algo sobre ello.

Francisco dijo...

"...pero básicamente viene a hablar de que la única manera de ordenar el caso de la Web es mediante los metadatos..."

el "caso" no, "el caos..."

"...pero básicamente viene a hablar de que la única manera de ordenar el caos de la Web es mediante los metadatos..."

es lo que tiene esto de no previsualizar el comentario antes de publicarlo ;-)

NievesGlez dijo...

Gracias Francisco por tu comentario y tu reflexión. Al principio cuando leí el post de Ding pensé, "de esta nueva web de pago me bajo yo". Pero después, intentando llevar la reflexión al plano de las bibliotecas, creo que de lo que se trata es de algo complementario a lo que tu argumentas. Las aportaciones de los usuarios que generen activos, recibirán compensación. No valen todas, solo aquellas que generen beneficios para las empresas. En nuestro caso, entiendo que las aportaciones de los usuarios que añadan valor significativo a la información que ofrecemos, serán compensadas de alguna manera. Lo que no se es el cómo.
Todo es aprovechable pero no todo vale lo mismo, por ejemplo: el valor que aporta el que tu y no otro, comentes en este blog (aunque no hayas previsualizado antes :))

álvaro cabezas dijo...

Hola,

yo creo que el usuario que genera contenidos no busca una recompensa económica a corto plazo, sino que sabe que los posibles beneficios derivados de sus contenidos se van a hacer tangibles a medio plazo y por otros medios. LOS CGU como medio, no como fin.

Por otro lado, si tan poca gente genera contenidos es entre otras cosas porque no se le recompensa. Si a los investigadores no se les diera sexenios tampoco harían el esfuerzo de publicar en revistas internacionales.

¿Cómo premiar a los superusuarios? La biblioteca debería tener mecanismos para hacerlo; invitaciones para actos organizados por la institución, por ejemplo; presentaciones de libros, exposiciones, conciertos...pero también reconocimiento, algo intangible pero profundamente valioso.

un abrazo

Marcos Ros dijo...

Me ha encantado esta forma de rizar el rizo. Menudo trabalenguas. En cualquier caso, estoy con Francisco. Es posible que algunos superusuarios decidan publicar sus contenidos en formato de pago, aunque entraría en franca contradicción con la cultura imperante en la Web. ¿Dónde queda el personal branding?

En cualquier caso, creo que aquellos que se pasen a la fórmula de pago tendrán dificultades para obtener el ROI. Además hay que tener en cuenta la famosa "Long Tail" si es que existe.

Desde mi punto de vista, la crisis actual servirá para desarrollar nuevos métodos de financiación en las webs, abandonando paulatinamente la presencia de la publicidad contextual de Google por otras fórmulas.

Por cierto, ¿la creación de una red personal y su consolidación no es suficiente recompensa?

NievesGlez dijo...

De cualquier manera habrá que seguir de cerca la evolución de la GCU, de investigadores como Yihong Ding y la web semántica, y las repercusiones que tienen en nuestro negocio: las bibliotecas.

Fernando Gutiérrez dijo...

Reflexiones:

desde mi punto de vista, creo que las tendencias hacia web 3.0 no será sólo hacia lo "económico". Hay un grado de incertidumbre importante. En este desarrollo web son los usuarios los que pueden orientar hacia dónde vamos. Pero no es tan fácil hacer "futurología". El caso de la web 2.0 es emblemático. ¿Pero este tipo de desarrollo es un momento de crisis que hay que pasar?. ¿Podrá la lógica comercial, penetrar en todos los poros de la web?. ¿Ahora los contenidos tienen el mismo valor?.

Francisco dijo...

Hola Nieves. Echa un vistazo a este artículo:

Navigation Companies Crowdsource Maps, Traffic Services

"There are millions of TomTom users out there and they can cover the road network more than anyone else."

Cuando la información que genera un usuario (Contenidos Generados por los Usuarios) es utilizada con fines comerciales ¿Tiene que existir un retorno económico para el usuario, además obviamente, de para la empresa correspondiente a quien le genere ese beneficio?

En caso de que así sea: ¿es viable un modelo de negocio en el que ambas partes saquen beneficio económico?

Los modelos de negocio basados en la Larga Cola funcionan normalmente por que las relaciones que sea dan son asimétricas aplicándose directamente los principios de la Economía de Escalas --> muchos generando valor para uno pero... ¿es viable a la inversa? ¿Repartir beneficios de uno a muchos?

Google lo hace ¿Es replicable su modelo de negocio en otros ámbitos que no sean los basados estrictamente en la publicidad?

¿Y en el caso de que se establezcan relaciones simétricas? ¿De muchos a muchos? -->

Un ejemplo: Mechanical Turk de Amazon facilita una plataforma para ejecutar tareas sobre contenidos digitales u online, supongo que cobrarán una comisión por cada una de ellas y facilitarán el pago de un "proveedor" al usuario que realiza la microtarea.

¿Cómo se asigna un valor económico a una microinformación? ¿Qué patrones de valoración se aplican para remunerar microcontenidos (o macrocontenidos) generados por los usuarios?

¿Se puede automatizar para los usuarios la cuantificación económica que le reporta la generación de microcontenidos? Mechanical Turk lo hace ¿y en otros casos y entornos?

Por ejemplo y pensando en el artículo de Wired, si reporto un cambio de nombre de una calle de una ciudad ¿se puede acumular el microbeneficio recibido para cobrar una cantidad x final por ejemplo cada mes?

¿Y si los contenidos generados por los usuarios son producidos automáticamente? ¿Y si mi dispositivo fuera capaz mediante un software automático de reconocimiento (que existen) de analizar la calle por la que voy andando con la cámara de mi móvil/iPhone activa y asignar geoetiquetas a los lugares por los que voy paseando y se remiten directamente a la base de datos de alguna empresa como TomTom ¿se puede cuantificar automáticamente por parte de la empresa el valor de todos esos microcontenidos para mí como usuario cuya actividad es pasear por la calle y llevar la cámara del móvil enfocando hacia ella encendida? ¿Qué nuevo tipo de economía está surgiendo entonces? ¿Cómo redefine esto la relación del usuario con la Web y el ecosistema digital? ¿Y con la Web 2.0?

Tengo que seguir pensando en ello.

NievesGlez dijo...

Francisco, muy interesante el artículo. Cada vez vemos más iniciativas muchas de ellas comerciales, que se basan en la aportación de contenidos por los usuarios, como la que señalas.
Contribuimos cuando nos lo ponen fácil y tenemos algo que decir. Mira como se ha volcado la gente con el asunto de la chica desaparecida en Sevilla. http://www.abc.es/20090207/nacional-sociedad/redes-sociales-vuelcan-busqueda-200902071652.html
Pero, ¿hasta cuando durará esta aportación desinteresada y de qué manera las empresas comerciales regularán las aportaciones para extraer beneficios?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...