Seminario ALFIN de Vilanova (2ª parte)

La primera ponencia del II Seminario corrió a cargo de María Pinto Molina, de la Universidad de Granada, una de las profesionales más reconocidas de nuestro entorno bibliotecario/docente. Su ponencia llevaba como título "Marcos teóricos para la aplicación práctica de la ALFIN", y doy fé que no se dejó ninguno fuera ya que hizo gala de una gran exhaustividad en su presentación. Un resumen completo de su presentación puede verse en alfinred, yo señalaré aquí aquellos aspectos de su presentación que más llamaron mi atención.
Nos encaminamos, como decía María, hacia una sociedad alfabetizada, pero los usuarios no son conscientes de la calidad que tiene la información ya que en términos generales no saben qué buscan, para qué lo buscan y su grado de calidad o veracidad. Desconocen los aspectos éticos y legales relacionados con la información. Y los jóvenes sobre todo cada vez usan menos los medios textuales que hoy por hoy no pueden olvidarse.
Señaló por lo otro lado, la importancia de conocer los sistemas de desempaquetar la información, cómo está empaquetada para que pueda usarse, como nos llega para nuestro uso. Existen una serie de matices que cada vez se consolidan más: las Tics integradas perfectamente en nuestras vidas, una educación que es formal pero tambien es informal, la presencia cada vez mayor de las comunidades de prácticas y la búsqueda del bienestar social.
Y en este entorno, ¿qué es ALFIN? Competencias informacionales-digitales, según la escala de valores de los que las definen y lo que quieran transmitir. Maria Pinto, distinguió entre la ALFIN cómo proceso y cómo resultado. Destacó entre otros el proyecto DeSeCo y señaló las direcciones en las que se requería avanzar:
  • formación e innovación
  • políticas
  • organización e
  • investigaciones para la ALFIN
María introdujo en su discurso el término alfabetización múltiple, definió los niveles de la ALFIN y las políticas en las que señaló la necesidad de adecuar tanto las infraestructuras como las infoestructuras, y continuó resaltando la necesidad de la promoción y proyección de la ALFIN, para lo cual la biblioteca debería ser el epicentro formativo, con una visión 2015.
Estamos ante el reto de pasar de una formación de usuarios a una ALFIN, de transformar una actividad en otra.
Para terminar citó varios proyectos como alfin-Huma, todavía en marcha, que desarrolla una herramienta destinada a la evaluación.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Radiografía de un bibliotecario innovador @VEInformacion

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)