Cómo viven y aprenden los nacidos digitales

El último informe de la Fundación MacArthur: Living and Learning with New Media: Summary of Findings from the Digital Youth Project, nos pone al dia de cómo viven y aprenden los nativos digitales.

Estas son algunas de las conclusiones a las que nos llevan:

En este informe se presentan los resultados de una investigación financiada por MacArthur Foundation, con el objetico de averiguar cómo los media digitales y las redes sociales están cambiando la forma en la que los jóvenes aprenden, juegan, se relacionan y participan en la vida social. Los resultados obtenidos son críticos para la planificación de los centros educativos e instituciones relacionadas.

El informe considera crucial que escuchemos atentamente a los jóvenes y comprendamos, a partir de sus propias experiencias, esta floreciente ecología de los nuevos media y sus implicaciones para el aprendizaje, la educación y la participación ciudadana.

1. Participar en la era digital significa algo más que acceder a recursos de información y culturales llamados “serios”, es también participar en actividades online de tipo social y recreativo.

2. Además de las barreras económicas, los jóvenes encuentran otras barreras de tipo institucional, cultural y social, a su participación en las redes online.

3. Las redes sociales ofrecen un contexto para el joven en el que desarrollar normas sociales que negocian con sus iguales. Habrá una oportunidad para la participación de los adultos en estos nuevos entornos si nos esforzamos por estar alfabetizados en los nuevos media y los compartimos de forma significativa y valiosa para los jóvenes.

4. Los jóvenes están desarrollando nuevas formas de alfabetización en media que se adaptan a los nuevos media y mundos culturales y sociales dirigidos a la juventud.

5. El aprendizaje basado en pares tiene una serie de características únicas que lo presentan como una válida alternativa a la formación reglada. En este contexto de aprendizaje basado en pares, los adultos tienen aún un importante papel que jugar siempre que no sea ejerciendo una autoridad convencional.

Y algunas preguntas para la reflexión:

La participación de los jóvenes en las redes sociales obliga a repensar el papel de la educación pública:

Más que pensar en la educación como patrimonio exclusivo de las instituciones educativas, ¿no deberíamos pensar en la educación como una responsabilidad más bien distribuida entre redes de personas e instituciones? [Entre las que se incluirían las bibliotecas]

Más que asumir la educación únicamente como forma de conseguir un trabajo o tener una carrera, ¿no debería ser la educación un proceso en el que guiar a los jóvenes en su participación en la vida pública de una forma más general, incluyendo una participación social, recreativa y cívica?

¿Y si consiguiéramos ayuda para este empeño de un público más diverso y comprometido, más allá de las instituciones cívicas y educativas?

Podéis ver el resto del resumen que he elaborado en este enlace.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)

Plan de marketing para bibliotecas