No se es mejor lider que persona

Ya hemos tratado en varios post este principio que me parece fundamental si queremos entender qué es lo que se espera de un buen lider. Poco a poco nos estamos convenciendo de que la persona o personas que tienen la responsabilidad de un servicio, una institución, o equipo de personas, debe tener una serie de valores que van más allá de los que tradicionalmente se han considerado un buen lider: capacidad de ordeno y mando. De José Medina, presidente de Ray&Berndtson Iberia, leíamos a finales de junio, un artículo de opinión en el que nos enumeraba las virtudes del lider, pero que tambien son las virtudes del ser humano, ya que el proceso de hacerse lider es como el porceso de convertirse en persona:
  1. "Integridad: el conjunto de valores éticos, de honradez moral e intelectual en que se basa nuestra conducta".
  2. "Magnanimidad: es tener grande el alma, ser noble de mente, generoso, por encima de rencores, venganzas, etc. Es practicar la libertad compartida, el respeto a los demás que son como nosotros".
  3. "Dedicación: es creer en algo que nos trasciende, dedicarse y entregarse con compromiso a algo más allá y más grande que nosotros"
  4. "Humildad: es lo contrario de prepotencia, es saber quienes somos y estar en paz con nosotros mismos y con los demás, es tener un ego sano, admitir las críticas sin rencor, ni actitud defensiva. Es enorgullecerse por lo que hacemos más que por lo que somos".
  5. "Apertura mental: disposición a escuchar a los demás, a aceptar nuevas ideas, a explorar nuevas cosas, todo lo contrario a la cerrazón, a la rigidez de pensamiento, a no aceptar principios que no sean los nuestros. Es mantener viva la capacidad de sorpresa y de divertirse con lo nuevo, abriendo con asombro los ojos. Es APRENDER."
  6. "Creatividad: Es algo que tenemos a raudales cuando somos niños pero que suelen quitarnos en el colegio".
Estas estas virtudes que tendríamos que tener como personas, se vuelven imprescindibles en el lider, minimizando el resto de capacidades o habilidades que pudiera tener al margen de estas otras.
Lo interesante sería conocer quién tiene un jefe con estas características. Y si somos jefes, ¿realmente obedecemos a este patrón?, ¿Son estas las virtudes que se valoran en nuestras empresas, administraciones, etc.? ¿O se sigue premiando un comportamiento con patrones masculinos donde lo que se tiene en cuenta es la capacidad de ordeno y mando del aspirante a jefe?.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)

Plan de marketing para bibliotecas