Recursos cientificos frente al efecto Google

Un interesante artículo de Education Guardian , titulado Academia's big guns fight 'Google effect', señala las deficiencias de usabilidad que suelen tener los recursos científicos, los motores de búsqueda académicos. Son los más pertinentes, los más útiles, los de mayor calidad, pero los más difíciles de usar si se les compara con los motores comerciales. El artículo reseña las bases de datos y recursos especializados de calidad que existen en el ámbito universitario de Reino Unido: Archives Hub, ArXiv, Copac, Intute, JSTOR, Oxford University Press, Mimas, e indica que deben aprender de los servicios comerciales si quieren que la generación google los llegue a usar. Estos recursos académicos cada vez se entrecruzan más con los comerciales como puede verse con Google Scholar, considerado como una buena y práctica herramienta por las Universidades ya que engancha a los estudiantes al tener la marca Google. Los catálogos de las bibliotecas son otro de los recursos más criticados por no ser intuitivos y por su dificultad de uso, y tienen mucho que aprender de los supermercados sobre organización de los contenidos de forma lógica:
"Stores are laid out by type - fresh fruit, wines, cheese. Library catalogues offer jars, cartons, loose stuff," he says, referring to the way material is grouped according to its form rather than its content".
Es evidente que los catálogos de bibliotecas deben aprender de sitios comerciales como Amazon:
"...where people will be invited to look inside books, offered reader reviews and informed of what other people with similar interests have bought, as well as being notified of new publications in areas where they have shown interest".
Aunque hay quien piensa que no, que son dos recursos diferentes y con objetivos distintos. ¿Qué pensamos los que nos dedicamos a esto? ¿los bibliotecarios?

Comentarios

beltenebros ha dicho que…
Los objetivos demasiados elevados podrían llevarnos al paroxismo. Hay muchos pasos intermedios que aún no se han hecho.

Para establecer un sistema de recomendaciones con citas y ver algunas páginas de libros necesitamos tener esas páginas. ¿Por qué no existe ninguna biblioteca que ofrezca libros clásicos en su catálogo? (por ejemplo un pdf del Lazarillo de Tormes)

Quien vende libros parece que tiene derecho a hacerlo, pero quien ofrece su contenido parece que no.
NievesGlez ha dicho que…
Algunas bibliotecas están ya incorporando un API de Google :) en sus catálogos para que el sistema ofrezca el texto completo o más información sobre el libro en cuestión, en Google claro!. Busca en esta biblioteca irlandesa, en título por Moby Dick
beltenebros ha dicho que…
Una vez mas de la manita de Google.

Lo que no entiendo muy bien es porque no están en los catálogos por ejemplo las obras del proyecto Gutemberg, obras que no tienen derechos de autor (han sido muy escrupulosos en este aspecto) y que estarían a disposición de todo el mundo.

En las obras libres hay más trabajo ya hecho que en los repositorios de investigación científica y sin embargo nadie da ese último paso ¿Por qué?

Moby Dick es un ejemplo que me viene al pelo ¿Porqué está el enlace a Google Books para la edición que aún tiene derechos de editor y no a la obra libre (que tambien está en google)?

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Plan de marketing para bibliotecas

El movimiento "Maker" en bibliotecas