Ir al contenido principal

Tipos de criticas a la web 2.0

Recientemente he tenido ocasión de verme inmersa en debates profesionales en los que se cuestionaba la web 2.0. No es la primera vez ni será la última. Toda la filosofía de la web 2.0 , esa actitud que supone un cambio en relación a lo que siempre se ha hecho y un desmonte de la idea tradicional de liderazgo, no puede dejar indiferente a la gente y favorece la polémica.
La introducción del libro de Don Tapscott y Anthony D. Williams, lo resume a la perfección:

A lo largo de la historia, las empresas se han organizado con arreglo a unos estrictos criterios jerárquicos de autoridad. Todo el mundo estaba subordinado a otra persona: los trabajadores a los directivos, los comerciales a los clientes, los fabricantes a los subcontratistas de la cadena de suministros, las empresas a la comunidad. Siempre había alguien o alguna compañía al mando, controlándolo todo, desde el nivel superior de la cadena alimentaría. Aunque las jerarquías no han desaparecido, profundos cambios en la naturaleza de la tecnología, la demografía y la economía global están propiciando la aparición de nuevos y potentes modelos de producción basados en la comunidad, la colaboración y la autoorganización, y no en la jerarquía y el control.

Sin embargo me ha parecido oportuno investigar un poco en las críticas que se hacen a la web 2.0 y he buscado por Internet. Y en este sentido creo que podríamos clasificarlas en tres tipos:
  • Críticas al término: Algunas voces críticas afirman que se trata simplemente de una palabra de moda, fruto del marketing, en tanto que otros la aceptan como un nuevo paradigma. No todo el mundo está de acuerdo con el término, hay quien piensa que se trata tan solo de la evolución natural, de nuevas tecnologías y herramientas que serán otras dentro de X años. No están de acuerdo con la versión 2.0 como ruptura con el pasado ya que para ellos es tan solo una evolución. Sin embargo para muchos es una revolución en la actitud y una imposición por parte del entorno que nos rodea. Las etiquetas y esta es una de ellas, son una convención que nos ayuda a delimitar campos semánticos y nos facilitan el saber sobre qué estamos hablando y en este sentido utilizamos la 2.0.

  • Otras voces son más críticas y se muestran en contra no solo del término, que podríamos considerar aceptable, sino con el contenido. En este sentido puede verse el artículo sobre Andrew Keen que publicó ABC las artes y las letras y comentamos en este blog. El grito de Keen es que todos esos aficionados de Internet se están cargando nuestra cultura, y así lo expone en un libro que está abriendo heridas por donde pasa: The cult of the amateur. Esta actitud me parece completamente rechazable. Probablemente si viviera en los inicios de la locomotora diría lo mismo. En relación a las críticas a la falta de control y rigor de los contenidos, no hay que olvidar que todo tipo de información que nos llegue en nuestras vidas hay que sopesarla con espíritu crítico y mecanismos adecuados de evaluación.

  • Por último, un tercer tipo de críticas proceden de los que siguen de cerca los avatares de la web 2.0, sobre todo en el mundo empresarial, y junto a las cosas positivas que aporta también describen argumentos contra algunas de las ideas recurrentes de la web 2.0: el mito democrático (cuando la realidad es que el público que realmente participa en la red es escaso), el mito de los nuevos negocios mediáticos ("dentro de poco tiempo parecerá que todo haya sido inventado por El País o El Mundo. Por el camino habrán quedado multitud de iniciativas más o menos ‘frikis’, que habrán servido como poco más que laboratorios para analizar lo que funciona y lo que no funciona"), el triunfo de los pequeños (con tantos buscadores especializados, redes sociales, etc. etc. es imposible conocer por ejemplo las iniciativas startup que hay en España: nuevos proyectos, ideas y desarrollos que gente innovadora pone en marcha. Ninguno de ellos encontrará la más mínima audiencia si no es recogido publicado en algún blog o periódico con una audiencia destacada). En este sentido creo que este tipo de críticas son muy constructivas y merecen una lectura y reflexión sosegada.
En resumen, creo en las potencialidades de los principios y herramientas de la web 2.0 y su aplicación a entornos docentes y bibliotecarios, y agradezco las críticas constructivas que buscan la reflexión, volver a replantearse las certidumbres, con un único fin, mejorar siempre el servicio que ofrecemos.

P.D. Interesantes los comentarios a este post Library 2.0 Debased de John Blyberg en
blyberg.net.
9 comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

La comunicación científica es el sistema por el cual científicos e investigadores crean, distribuyen, usan y conservan sus trabajos.
Es sabido ya por todos que el panorama de las publicaciones científicas está cambiando: Las tecnologías están multiplicando las posibilidades de compartir conocimiento y aumentando las audiencias potenciales de los trabajos científicos; sin embargo, el coste del acceso y las restricciones legales para compartir estas publicaciones y otros usos, está haciendo decrecer la lectura de muchas de estas publicaciones.
Además, para las ciencias y la medicina, el mercado se concentra en muy pocas manos que encarecen las suscripciones y menguan los presupuestos de las bibliotecas, que de esta forma se ven obligadas a reducir sus adquisiciones de monografías de humanidades, de revistas para disciplinas concretas o bases de datos de un dominio específico.
Las bibliotecas por su parte, están centrando sus esfuerzos en defender el open access, informar sobre los derechos…

Plan de marketing para bibliotecas

Plan de Marketing 2.0 para bibliotecas
por Nieves González

Ejercicio del curso "Promoción de servicios de información" de la AAB en colaboración con el IAPH. Mayo 2010.

1.- Investigación y análisis de marketing: Se trata de hacer un análisis de nuestro mercado. Quienes son los usuarios potenciales de la biblioteca, reales y potenciales, los que van y los que no van. Tendremos en primer lugar que detectar a qué usuarios queremos llegar. A qué tipo de usuarios nos vamos a dirigir?
2.- Segmentación de marketing: Se trata de localizar a los usuarios potenciales del producto, a la larga cola. Hay que segmentar a nuestros usuairos en grupos muy concretos, que realmente se sientan identificados con nuestro servicio. Hay que identificar primero al usuario al que nos vayamos a dirigir.Qué usuario es el que vamos a encontrarnos en las redes sociales? Cómo los podemos atraer? Hay que evitar estar por estar y crear espacios que después no se van a atender ya que el efecto puede ser justo e…

Decadencia y muerte del imperio bibliotecario

Con el título "Decadencia y muerte del imperio bibliotecario" "The Decline and Fall of the Library Empire", Steve Coffman, pionero de los servicios de referencia virtual y vice presidente de Library Systems & Services LLC (LSSI), ha escrito un artículo que todo bibliotecario debería leer y del que me gustaría hacer una reseña y añadirle mis propias reflexiones. Yo hubiera preferido titular el post "los distintos roles que la biblioteca debe jugar", pero no se puede negar que el título que le ha dado es de lo más sugestivo.  El artículo en resumen viene a decir que los bibliotecarios nos hemos pasado los últimos 30 años soñando con tener un papel central en la revolución digital que está transformando todo lo que nos rodea, y que algunos de esos sueños no llegaron ni a despegar.  Entre los proyectos a los que les hemos dedicado ganas y horas, pero que no hemos logrado, Coffman enumera los siguientes: 
Los directorios web. Hubo un tiempo no muy lejano e…