Los libros de referencia en peligro de extinción

Siempre me han encantado los libros de referencia, diccionarios, enciclopedias, atlas, glosarios, etc. Los acumulaba con avidez porque no podía soportar tener que esperar para conocer una fecha, un significado y salir de la duda.
Pero ¿cuánto tiempo hace que no los consulto?. Desde que tengo Internet en el salón de mi casa. En este sentido va esta noticia acerca de los libros de referencia como dinosaurios de hoy.
Y no solo los libros de referencia, también monografías sobre historia, geografía, ciencia o derecho, duermen en las estanterías, por falta de uso ya que sus contenidos se van quedando obsoletos y la red te permite acceder a muchísima más información y además actualizada. La solución para las grandes obras de referencia es el formato online, aunque la inversión sea cuantiosa. Como finaliza este artículo que citamos, al menos se evitan mayores gastos y consumo de papel.

Comentarios

beltenebros ha dicho que…
Personalmente considero que ninguna Biblioteca Pública está completa sin la Enciclopedia Británica. Creo que las versiones online deben ser un complemento para los datos cambiantes pero aún hay algo que me hace confiar más en el proceso de revisión tradicional de las enciclopedias.

Confio más en la Británica que en la Wikipedia aunque la segunda la use casi a diario. Si está en una obra de referencia es porque gente que sabe del tema consideró que debía estar allí, si está on-line es porque alguien se interesó porque estuviera allí, y los criterios no suelen ser los que debieran pocas veces se tratan con el criterio y rigor debido.
NievesGlez ha dicho que…
En el 2006 ya suscitó una polémica los resultados del estudio de la revista NATURE sobre la fiabilidad de Wikipedia y Britanica. Yo personalmente si tuviera que comenzar un estudio histórico, lo comenzaría en la Britanica, pero solo como punto de partida y no dejaría de consultar Wikipedia. El artículo que comento en este post se refiere a que resulta tan caro actualizar los contenidos de las publicaciones de referencia impresas y se quedan tan pronto obsoletas que se están convirtiendo en dinosaurios, objetos de decoración, y la información de referencia actualizada la buscamos en Internet, en recursos de información científica, especializada y de calidad, pero accesibles a través de Internet.
Además, se está iniciando una corriente de medición de la autoridad científica con otros parámetros que se basan precisamente en criterios de la web 2.0. Si te interesa, hay un blog que trata estos temas: http://scholarship20.blogspot.com/
Juan Antonio Barrera ha dicho que…
Hola Nieves,

Lo que comentas es uno de los síntomas del cambio de se está produciendo. La cuestión creo que no es si debemos utilizar la Enciclopedia Británica o la Wikipedia no sino si la Enciclopedia Británica va a adaptarse a la Sociedad de la información en caso contrario dejará de existir como sucedió con los dinosaurios.

Precisamente hay del New York Times una noticia relacionada con la importancia del papel en la actualidad: Fairfield, Hannah. Pushing Paper Out the Door. New York Times. February 10, 2008.
Juan Antonio Barrera ha dicho que…
La cita anterior la he conocido gracias a un mensaje de Bernie Sloan... no leo el New York Times todos los días :-)
NievesGlez ha dicho que…
Sobre el futuro del papel (está muy bien el artículo que recomiendas), estaba precisamente leyendo un informe muy bueno y reciente de la British Library y JISC sobre el comportamiento que tendrán en relación a la información los investigadores del futuro, esos que ahora componen la llamada Generación Google. De estos (nacidos a partir del año 1993) dice que se encuentran más cómodos tecleando en el PC que escribiendo en un cuaderno y leyendo en el ordenador que en un papel. Esta es la direccion del informe: http://www.jisc.ac.uk/media/documents/programmes/reppres/gg_final_keynote_11012008.pdf
NievesGlez ha dicho que…
El título es:
Information behaviour of the researcher of the future
11 January 2008
La direccion completa:
http://www.jisc.ac.uk/media/documents/programmes/reppres/gg_final_keynote_11012008.pdf
beltenebros ha dicho que…
Una curiosidad. No se si sabíais que el trunfo del CD-ROM como dispositivo de almacenamiento óptico se lo debemos a Microsoft y al empeño personal de Bill Gates por publicar una enciclopedia en este formato. Bill intentó traer para su causa a la Británica pero esta prefirió seguir con su modelo de negocio en papel, una de las razones que aducian era la poca calidad del soporte...
Lo reconozco Nieves, soy poco 2.0, hasta prefiero la Encarta a la Wikipedia, prefiero contenidos revisados a universales

Una cuestión más estoy empezando a estudiar haciendo PowerPoints y mapas mentales pero la verdad es que el cambio de paradigma cuesta..
NievesGlez ha dicho que…
Javier, aparte de que te estoy muy agradecida porque por fín se hay establecido una conversación en mi blog, la web 2.0 no es sustitución de lo digital por el papel, es básicamente una actitud que convive a las mil maravillas con los espacios físicos e incluso ausencia de tecnología. Y sobre todo es conversación que es exactamente lo que estamos haciendo ahora y gracias a tí. Espero que si has encontrado mi blog al azar según la recomendación que haces en tu último post y que me parece muy interesante, nos sigamos viendo por aquí o por allí (en tu blog).

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Plan de marketing para bibliotecas

El movimiento "Maker" en bibliotecas