Futuro de los bibliotecarios por Degree Tutor 3ª parte

Helene Blowers, conocida por su proyecto Learning 2.0.
Aporta dos ideas muy interesantes:

  • Piensa que todas las herramientas de la 2.0 son importantes aunque quizás, lo más importante para ella sea entender muy bien la utilidad de las RSS y los nuevos agregadores, que te permiten mantenerte siempre actualizada en la información y en las nuevas tecnologías. Después vendrán las demás como algo más fácil de entender y utilizar.
  • Las bibliotecas de hoy día son diferentes dramáticamente de las de hace dos décadas; hoy son lugares vivos de colaboración, de conversación, de formación y actividades de lectura, y hasta de café. Como centros de repositorios de información, las bibliotecas podrán ser sobrepasadas por Internet pero no como centros de aprendizaje comunitario.

David Lee King, otro gran conocido de los adictos a la 2.0 (blog David Lee King y video blog ETC). Señala el aspecto de la biblioteca como portal de información para la comunidad, el papel social de las bibliotecas, del que ya nos hablaba entre otros Marta Torres en su articulo "La función social de las biblioetcas universitarias" en el boletín de AAB.

El papel de la biblioteca como centro de la comunidad es muy interesante. Por ejemplo, mi biblioteca tiene miles de encuentros y reuniones programados durante el año, nos hemos convertido en focos de atracción de la comunidad, en un lugar de reunión para la gente, incluso planificamos nuestra web más social y nuestros espacios físicos y virtuales como lugares de encuentro para la gente. Las bibliotecas son espacios para que la gente se reúna y dialogue.

Y de nuevo sale como tema preocupante la resistencia al cambio del personal de biblioteca, el mayor de los problemas con los que se enfrentan hoy en día las bibliotecas en todo el mundo:

Sin duda, el mayor problema es el personal de bibliotecas que rehuye el cambio. En algunos casos es un problema generacional, pero en otros no lo es. Realmente pienso que nuestro mundo de la información y las bibliotecas están en medio de una revolución: Web 2.0, Library 2.0, y emergentes tendencias similares físicas y digitales, que están cambiando la forma en que la gente interactúa con las bibliotecas y nosotros los bibliotecarios. Por esta razón debemos adaptarnos fácilmente y para algunos de nosotros es una tarea muy difícil. Y ¿como se lucha contra esto? Hay varias cosas que se pueden hacer: formar al personal de forma apropiada, es decir, no tenemos que formarnos en usar Microsoft Word, sino en cómo escribir de forma efectiva en la web para nuestros usuarios; no necesitamos formación en uso de las bases de datos sino en como vender esa nueva base de datos a posibles usuarios. Tambien podemos actuar contratando a la mejor gente para este trabajo, y trabajando con Recursos humanos para que quite a quien continuamente rehuye el cambio y la adaptación. Puede sonar muy duro, pero pensando sobre esto, estamos en el mundo de la empresa donde si rechazas el cambio te quedas sin trabajo. Debería ser igual en las bibliotecas.

Como segundo reto al que nos enfrentamos, el marketing: ¿cómo vender nuestras habilidades en información? Si las bibliotecas se vendieran bien, si nuestros usuarios conocieran todo el potencial que tenemos, todo lo que tenemos (bienes materiales) y lo que los bibliotecarios les pueden ayudar, nuestro gran problema seria controlar a las muchedumbres.
Esto me recuerda el caso de aquella dirección de biblioteca que ante la propuesta de un nuevo e innovador servicio de colaboración con los profesores en sus asignaturas virtuales, respondió ¿y si es un éxito?, ¿Como vamos a poder dar respuesta a una gran demanda? ¡Las bibliotecas tienen muchísimo contenido y experiencia y nadie lo sabe! Hay que salir de las bibliotecas, hacer marketing, visitas, dando charlas, etc.

Raymond Barber
Raymond nos recomienda ser proactivos con los usuarios, afanarnos por ayudarles. El contacto humano es fundamental, además de tener una colección a la medida de tus usuarios. Hay información que debe estar en todas las bibliotecas pero otra es específica de esa biblioteca, porque cada biblioteca es única.
El mundo cambia cada día, y el bibliotecario que no cambia y se atrinchera entre sus muros y detrás del mostrador o de su mesa de trabajo, quizás sobreviva, pero desde luego no prospera. No hay que ver las nuevas tecnologías como algo que nos ataca sino algo de lo que nos tenemos que servir, no podemos quedar al margen de este nuevo mundo wiki ni ver en Wikipedia, Amazon o Google a competidores; lo que tenemos que hacer es aprender de ellos, incorporarlos a nuestras herramientas, y enseñar y convencer a nuestros usuarios de cuando hay que usar unas herramientas y cuando otras. Y cual es la mejor estrategia para trabajar con ellas. Hay que ver como actúa la gente con estas herramientas y ver de que forma encontrar nuevas vías de acceso y de evaluación de la información.
Nosotros tenemos las habilidades y los valores que más se necesitan: ofrecer muchas materias para todo tipo de recursos de información, como Google hace, añadir tablas de contenido a los registros bibliográficos. Los usuarios quieren escribir una palabra y que el sistema les ofrezca una lista de términos relacionados (como hacen las nuevas versiones de nuestros Opacs), no les importan la estructuras de nuestros encabezamientos de materia porque lo importante para nosotros es irrelevante para el usuario.
Sin embargo, nosotros construimos estructuras que permiten a la gente vivir en un mundo de información.

Chad Boeninger.
Chad, el bibliotecario creador de la wiki The Biz Wiki y del blog Library Voice de la Universidad de Ohio y el más imitado de los últimos tiempos, dice que en las bibliotecas hay que eliminar las normativas, las prohibiciones: no se puede hablar, no usar móvil, ni beber o ver el correo-e, etc., esto está echando para atrás a la gente. Tradicionalmente no ha generado problemas, pero ahora la juventud quiere otras cosas. Esta situación no va a traer nuevos usuarios a la biblioteca. Cree que uno de los mayores retos para las bibliotecas es seguir siendo relevantes en el futuro. Sus padres usan las bibliotecas y hay muchos padres que llevan a sus niños a la biblioteca pero él no ve gente de su generación. Cree que la generación X y del milenio, disfrutan con sitios en los que sentarse, estar confortables, ojear libros y revistas, navegar por Internet con wifi, hablar con un tono razonable, usar sus móviles. Tomar un café. Muchas bibliotecas no se adaptan a este modelo por lo que están echando fuera a estos posibles usuarios, no los están atrayendo. No adaptarse al cambio es un mal negocio.
Sobre las herramientas 2.0 dice lo siguiente:

Con sinceridad no tengo mucho feedback de mis usuarios, aunque sé que aprecian mi blog y wiki, mi chat y mi disponibilidad, y saben que con estas herramientas pueden contactar conmigo fácilmente. Veo estas herramientas como la forma de hacer mi trabajo más fácil ya que me permiten extender mis servicios más allá de mi presencia física, no dependo de ella para ayudar a los estudiantes a encontrar lo que buscan. No estoy seguro de si estas herramientas van a cambiar necesariamente la cultura de nuestro trabajo, solo puedo decir que implementando estas tecnología mis compañeros demuestran que se puede hacer más que ofrecer solo los tradicionales servicios de referencia y que hay otras formas de comunicarse con los usuarios que solo el teléfono o el correo.Hay gente que se comunica via wikis, blogs, y IM, y compañeros que usan Facebook y ofrecen podcasts. Nuestro personal está definitivamente embarcado en la Library 2.0, y lo usan con ideas muy frescas e innovadoras. Para él la herramienta más importante es YouTube que da ofrece la oportunidad de que cualquiera pueda tener sus videos online y compartirlos con los demás. Para bien o para mal, nuestra cultura nunca volverá a ser la misma.

Sobre su propia wiki, Biz Wiki, dice que comenzó siendo una prueba, a partir de su antigua guía por materias y reubicando los contenidos de forma fácil de usar y de gestionar.
Para terminar, su último pensamiento: “Si seguimos con políticas restrictivas, con Opacs anticuados, y demás barreras a nuestros usuarios, tendremos que ganarnos la vida de otra manera, pero si somos sensibles a los cambios que se producen a nuestro alrededor, y sobre todo estamos atentos a los que quieren y necesitan nuestros usuarios y no usuarios, y luego lo aplicamos a nuestros programas, edificios, normativas, servicios y colecciones, entonces tendremos un futuro esperanzador”.

Loriene Roy
Esta entrevistada, presidente de la American Library Association tiene un plan de marketing en College & Research Library News número de febrero de 2007 y en el número de primavera de 2007 en Texas Library Journal.
Sus ideas para vender la biblioteca sin coste:
1. Tener un mensaje: El suyo fué: "Celebrating Community, Collaboration, and Culture.
2. Usar el toque personal, invitando a la comunidad a través de email, teléfono, blog, etc.
3. Contacto personalizado.
4. Invitando a voluntaries: un estudiante creó un sitio web muy creativo, otros incluyeron imágenes y vídeos.
5. Escribimos trozos de varias publicaciones y agradecíamos otras formas de comunicarnos como servir de conferenciante invitado en clases de biblioteconomía o sirviendo como centros en los que montar programas de radio local (Native America calling).
Otras ideas podrían ser:
1. Organizar y ofrecer espacios para eventos de la comunidad.
2. Invitar a los usuarios a compartir su experiencia sobre el uso de los recursos de la biblioteca.
3. Ofrecer a los medio locales buenas prácticas de lo que la biblioteca ofrece.
4. Prepara artículos de promoción de los eventos bibliotecarios.
5. Aprender de los profesionales del marketing.
6. Llevar muchas imagines de lugares web.
7. Enviar información sobre la biblioteca a competiciones y concursos.


Véase y parte.
1 comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)

Plan de marketing para bibliotecas