Nuestro espacio de abundancia

La soberbia y la arrogancia nos hacen pensar que solo existe lo que conocemos y controlamos. Pero esto no es así. Existen momentos en nuestra vida en las que nos paramos y reflexionamos. Momentos en los que no hay nada, te quedas vacío pero con ganas de hacer algo pero no sabes bien qué y que si perseveras y te mantienes, de pronto aparece algo que te agita de repente, la nada se llena y te enriquece y se convierte en espacios de abundancia, son nuestros espacios de abundancia. En un entorno de escasez en el que si tienes algo es porque se lo has quitado a alguien, uno avanza si otro se va, y en el que para llegar tengo que pasar sobre alguien, debemos recuperar un tiempo precioso para crear ese espacio que nos hará diferentes. Nada ni nadie lo va a crear por nosotros, todos podemos pararnos en un momento y reflexionar y crear nuestro propio espacio de abundancia.
(infoempleo.com 3 diciembre 2006)
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Radiografía de un bibliotecario innovador @VEInformacion

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)