Bueno, esta es mi primera entrada en el blog. Tenía tantas ganas de tener mi propio cauce de expresión.... Llevo ya en el mundo de las bibliotecas tantos años, más de 24 que es la edad de mi hija. Creo que tengo suficiente bagage profesional de experiencias y conocimientos, como para atreverme a dar mis opiniones sobre este pequeño mundo de las bibliotecas académicas y su futuro más o menos próximo.
En estos momentos de mi vida profesional estoy afrontando el reto de la creación de una gran biblioteca de humanidades. Y ese ha sido el título que le he dado a este blog. Para mí supone un reto sin precedentes ya que siempre me he sentido atraida por las nuevas tecnologías y nunca por la gestión pura y dura. De hecho, toda mi trayectoria profesional se encuentra ligada a la implantación de nuevas herramientas tecnológicas en bibliotecas. Sin embargo considero esté reto como una oportunidad para poner en activo todo lo que he aprendido durante tantos años e inyectar en la gran biblioteca de humanidades mi visión tecnológica del cambio.
Sin embargo, no es tarea fácil. ¿Cómo convencer a tus compañeros de que tienen que cambiar?. Precisamente, esta tarde, asisitiendo a uno de los seminarios de SirsiDynix Institute, sobre el famoso documento "Perceptions of Libraries and Information Resources" de la OCLC, comprendí algo que es básico pero que no siempre tenemos en cuenta: las bibliotecas no son para los bibliotecarios, ni siquiera para los libros, son para los usuarios y estos son los que deben decidir qué tipo de biblioteca quieren.
¿Hasta qué punto somos capaces de aceptar esta afirmación?.
Significa que la biblioteca no es lo que nosotros queremos que sea, nosotros que sabemos tanto, que navegamos por la red y vemos lo que otros hacen, que viajamos, que nos comunicamos por email con los colegas... No es lo que los bibliotecarios nos empeñamos en que sea.
Por lo tanto lo primero que hay que hacer es conocer lo que quieren nuestros usuarios.
Y si esto es tan importante, ¿porqué un informe como el que comentamos no lo hemos hecho ya en España?. Me preguntaba durante la presentación por qué este tipo de informe basado en encuestas a posibles usuarios de bibliotecas, que deben ser la base de nuestras actuaciones, no se ha llevado a cabo en nuestro país.
¿Significa ésto que estamos planificando de espaldas a nuestros usuarios?
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué es la comunicación científica?

Radiografía de un bibliotecario innovador @VEInformacion

Unidades de bibliometría y bibliotecas universitarias (publicado en IWETEL)